El Instituto de Investigaciones Sociales celebra su vigésimo aniversario con el proyecto: “20 Años 20 Cambios 20 Artistas”, este trabajo incluye macrotendencias tecnológicas, económicas, científicas, sociales y de gobierno que han sido identificadas por los futurólogos como los motores de transformación global.

Heriberto López Romo, socio, fundador y director general platica a El Economista: “Tenemos una trayectoria larga haciendo estudios y publicando libros que ayuden a hablar sobre el contexto que explica el comportamiento de los consumidores y las audiencias”.

En esta ocasión, se quiso conjuntar la parte científica con el arte y dar un valor agregado a la información. Este interés de hablar de realidades sociales y consumidores de audiencia los llevó a identificar cuáles son los 20 cambios más importantes que han sucedido en este tiempo, pero que siguen moviendo al mundo, así, gracias a 20 artistas cercanos al instituto se logró la publicación.

López Romo asegura que la trayectoria de un artista comienza por propuestas personales, lo cual es absolutamente válido, pero un ejercicio que les ha dado muy buenos resultados es invitar artistas para que les ayuden a darle vida a los datos, “esto ha sido un proceso de aprendizaje, donde sin violar la propuesta propia y creativa de los autores, se tiene un tema de antemano”.

Esto, más que generar limitaciones, se vuelve un reto para los artistas, pues, aunque se parte de puntos muy específicos, se tiene un amplio espectro para explorar, dijo.

Con el interés del instituto por conocer la realidad actual, pero también de entender lo que viene como un ejercicio de construcción y no con la idea de seguir tendencias, lo que se logró fue un ejercicio de pensamiento sobre la construcción de escenarios y del futuro desde la proactividad en el sentido de responder ¿qué mundos queremos tener?

“Es una labor de muchos años y de estar en contacto con las personas y metodologías clave”.

Nuevos espacios de interacción

López Romo compartió que este nuevo tipo de ejercicios entre distintas disciplinas son muy valiosos y necesarios. “Ante el recorte de presupuestos que están teniendo los creadores, existe una posibilidad de empezar a entender el arte y la creación como una forma de tomar contacto con las grandes audiencias y públicos. El hecho de que el arte tenga un sentido dirigido nos parece que no va en detrimento de la parte creativa y abre camino para los artistas y para la cultura en general”.

Estamos en entornos donde la exploración de distintos enfoques va entendiendo que no son mundos independientes y pueden trabajar juntos en muchas cosas.

[email protected]