Luego de su película anterior (Canícula, 2012), el director José Álvarez se había quedado con ganas de hacer una historia marítima. Y fue en la belleza, cultura y tradición de Tuxpan, Veracruz en donde encontró la materia prima para su nuevo documental: Los ojos del mar (2017), que se estrena el próximo 5 de abril.

La historia gira en torno al naufragio de un grupo de pescadores allá por 2011, el cual trastocó, por su puesto, a la comunidad, y en especial a una mujer llamada Hortensia, quien trabajaba con ellos. Fue ella quien soltó las amarras de la embarcación cuando zarparon aquel fatídico día para no regresar. Hortensia funge como enlace entre tierra y mar, entre los pescadores y sus familias.

Todo lo anterior sirvió como caldo de cultivo de culpa en la mente de Hortensia, lo que la motivó a realizar una ofrenda en honor a sus compañeros. Durante el viaje de Hortensia por realizar la ofrenda, conocemos pormenores del naufragio y de la vida tormentosa de nuestra protagonista. Al final, el viaje se convierte en una especie de búsqueda por el sentido de la vida.

La historia que José Álvarez debía contar llegó casi de inmediato: “Cuando llegamos a Tuxpan y bajamos del coche, nos encontramos con pescadores y con Hortensia, quien desde el primer momento empezó a hablar de su vida y del accidente de sus compañeros. Ella tenía ganas de hacer algo y le ayudamos a pensar qué podía a hacer y cómo podía hacer un espejo que retratara las miradas, y que acaba llegando al punto donde acaban los náufragos”.

Las diferentes prácticas de la fe es el tema que más interesa al director, así que la ofrenda que Hortensia generó fue el pretexto perfecto para contar la historia ya que se fue generando un rito para honrar a los pescadores fallecidos y les dio un lugar en el mundo a través de la ofrenda.

Los ojos del mar es una obra profundamente contemplativa: “Los pescadores de camarón están hasta noventa días sin tocar tierra, sólo ellos con sus colegas y eso nos lleva a una vida de forma interna y a tener diálogos con la naturaleza y con ellos mismos”, comenta el director.

Preguntamos al director si los pescadores de la zona se encuentran en una situación de abandono por parte de las autoridades y nos contestó lo siguiente: “El propio gobierno les da el seguro popular y las compañías que los contratan también les dan seguro. Tienen muchas normas, pero creo que no son suficientes, creo que deberían tener sistemas de seguridad mas claros y exigirles que tuvieran precaución y cuidados porque están ahí a la deriva de la naturaleza y de lo que puede pasar. Son muchos días”.

Y por último, sobre Hortensia, comentó lo siguiente: “Creo que ella está mucho mejor, creo que se logró posicionar como una persona que hizo todo para el beneficio de ellos y para apaciguar sus demonios, y es que desde muy pequeña fue abandonada por sus padres, a los 11 años la violaron varios hombres... Ahora ella está contenta, creo que todo esto le ha servido para aliviar parte del dolor de su vida y de su pasado”.

@faustoponce