El diseñador español Javier Errea es uno de los ponentes de la octava edición de la Cumbre Mundial de Diseño en Prensa, donde hablará del futuro de los medios impresos y de algunas grandes mentiras que circulan en la industria como verdades indiscutibles, inmutables .

A Errea le parece que hay que tener el valor de desenmascarar algunas de esas mentiras o, al menos, de ponerlas seriamente en cuestión , cosa que pretende hacer en su charla titulada El futuro no es multimedia . Sin embargo, Errea afirma que tiene un punto de vista optimista sobre los medios impresos.

Persiste la incógnita sobre el futuro inmediato y mediato de los impresos, ¿cuál es tu posición al respecto?

Yo creo que no hay incógnita ninguna. Los medios impresos tienen todo el futuro del mundo. Todo. En el primer mundo y en los países en vías de desarrollo. Que sean o no imprescindibles dependerá de lo que traen sus páginas, de lo valiosos que sean. Por otra parte, hay quien se empeña en certificar la defunción de una industria que en gran parte del mundo sigue siendo la principal fuente de ingresos de las compañías. A mí esto me parece un despropósito. No es nostalgia, son datos y convicción.

Algunos intelectuales del periodismo afirman que el valor agregado de los periódicos debe ser ¡el periodismo! ¿Coincides?

Me parece una obviedad que en estos últimos años se ha olvidado y que parece que ahora algunos redescubren. Los periódicos, los medios, deben olvidarse de aventuras extraperiodísticas y dedicarse a lo que saben hacer, al valor añadido que pueden aportar.

Zapatero a tus zapatos, decimos en español, ¿no? Es lo mismo que sucede con los grandes bancos, ahora en crisis, al menos en el mundo occidental: durante los últimos años se empeñaron en adentrarse en experimentos fuera de foco, en crear conglomerados industriales... Así les fue. Los medios cayeron en este mismo mal del crecimiento alocado, de la ambición desmedida, y la han pagado.

Si pudiésemos establecer un paralelismo entre la cumbre y el encuentro de la Society for News Design, ¿cuál sería éste?

A mí me parece que la Cumbre Mundial de Diseño en Prensa es un foro específico para los periodistas visuales de habla española.

Algo necesario por cuanto las situaciones no son las mismas, el idioma no es el mismo... ¡Y el idioma une! Estamos hablando de periodismo y el periodismo se ancla en el idioma. El español es nuestra lengua, así que no es lo mismo comunicarse en inglés que comunicarse en español, por mucho que uno hable inglés.

No sé si consigo explicarme. Creo que hay muchas cosas, en periodismo, que sólo son posibles compartiendo un mismo idioma. El diseño periodístico no es decoración: es contenido. Hay herramientas comunes en cualquier idioma, pero hay otras que no lo son.

Sólo por eso, ya habría una razón importante para celebrar esta cumbre. Lo cual no quiere decir un evento de segunda, no se me entienda mal. Esto es un evento de primerísima categoría enfocado a una audiencia concreta que, por otra parte, es inmensa: ¡todo un continente!

Sobre el periodismo militante en política, ¿es válido? Y si lo es ¿cómo debe plantearse al lector?

No acabo de entender la cuestión. ¿Militante quiere decir que toma partido por alguna fuerza política en concreto? ¿O que defiende ciertos valores sociales y democráticos esenciales?

Si es lo primero, rotundamente no: los medios, impresos o digitales, de cualquier índole, no pueden militar en política. La militancia política, normalmente atada a otro tipo de intereses ocultos, más bien empresariales, empobrece a los medios, los hace menos generosos y abiertos, y tiene consecuencias muy graves: dificulta la convivencia ciudadana. Y tiene a largo plazo consecuencias fatales: esos medios acabarán arruinándose en una especie de suicidio profesional.