Más de 30 millones de electores votan por sus nuevas autoridades en catorce estados de México.