Montreal.- Un gran lienzo de Salvador Dalí pintado en Nueva York para servir como cortina al ballet Tristan Fou en su actuación en la Metropolitan Opera en 1944 fue develado al público por primera vez este lunes en Montreal, luego de haber sido restaurado en Suiza.

La tela, que mide nueve metros por quince y representa una visión surrealista de Tristan e Isolda, será utilizada como un elemento decorativo para la puesta en escena del circo Daniele Finzi Pasca en su espectáculo La Verita, cuyo estreno mundial está previsto en el teatro Maisonneuve de Montreal el próximo 17 de enero.

La Verita será una "incursión teatral y acrobática" en la vida del pintor español, llevada a cabo por doce intérpretes de la compañía Finzi Pasca, con sede en Lugano, Suiza, indicó Daniele Finzi Pasca en una conferencia de prensa.

Luego de Montreal, la tela y el espectáculo realizarán una gira en América del Sur hasta el verano de 2013, para luego pasar a Europa, comenzando por Francia, Suiza, Italia y España, precisó el portavoz de la compañía, Jean-Sébastien Rousseau.

El espectáculo de Finzi Pasca no se inspira en el ballet de Léonide Massine, para el que Dalí escribió el guión y creó los decorados y los trajes.

La tela del famoso pintor representa a Tristán e Isolda en medio de su drama que mezcla amor, muerte y locura y reproduce el estilo surrealista de Dalí con una carretilla que emerge de las espaldas de uno de los personajes y una flor de diente de león que surge de la cabeza del otro, señaló la experta de la obra del artista español y colaboradora temporal de Finzi Pasca, Jennifer Whisper.

"Dalí tenía miedo de estar loco. Pronunció la célebre frase 'la diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco'. Pero debía de sentirse bastante cerca", añadió.

El surgimiento de esta obra desconocida permite recordar una faceta nueva e importante de la obra del artista.

klm