Me gustó más la de los 90. No soy lectora de Stephen King, pero las adaptaciones al cine de sus relatos suelen ser disfrutables, para muestra: Cuenta conmigo y Sueño de fuga.

Recuerdo muy bien la versión de It de los 90. Era terrorífica, o así le pareció a mí yo infantil. La escena de la ducha la tengo grabada de por vida. Ahora llega una nueva adaptación de Andy Muschietti (Mamá), un director de cine muy promisorio.

El problema con la nueva Eso es que es tan recamada y estilizada que no asusta. ?A esta crítica al menos no le movió un pelo. Y es, además, un catálogo de clichés. Tengo entendido que en la novela, la historia de los niños es fundamental para contar la trama. Si bien la cinta hace homenaje a este regreso a la infancia, los personajes tienen la profundidad emocional de una cuchara. Imagino que el plan inicial para esta adaptación se le ocurrió a algún ejecutivo que es fanático de Stranger Things. Yo paso.?El sexo quita el polvo

El cine de Sofia Coppola no es fácil. Su carrera alcanzó el pináculo con Perdidos en Tokio, después tanto crítica y público se alejaron.

Ahora lanza El seductor, una cinta para no perdérsela. No sólo tiene un gran reparto Nicole Kidman, Elle Fanning, Kirsten Dunst y Colin Farrell , Coppola logra sacarles sangre, sudor y lágrimas a sus actores. El sexo desempolva todo, pongan especial atención a la fotografía de Philippe Le Sourd.

concepcion.moreno@eleconomista.mx