La escultura “Tlali” con la interpretación del rostro de una mujer indígena elaborada por el escultor Pedro Reyes podría no ser instalada en lugar del Conjunto Escultórico de Cristóbal Colón sobre Paseo de la Reforma. La decisión sobre la representación en homenaje a las mujeres indígenas del país será sometida al Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México. Así lo anunció esta tarde la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo, en el acto Entrega de Firmas para la Descolonización del Paseo de la Reforma.

“Hemos tomado la decisión de que mejor lo ponemos en manos del Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México, que es finalmente quien lo tiene que decidir. Está constituido por instituciones de la ciudad y del gobierno de México, como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y también historiadores y ciudadanos. De manera que en los próximos días o semanas que se reúna el comité se estará tomando una decisión”, declaró la funcionaria.

Acto seguido, dio las gracias al escultor Pedro Reyes “porque realmente lo tomó como algo fundamental y es muy probable que también parte de su obra esté exponiéndose en la ciudad, pero para que no haya ningún problema, que no sea la jefa de Gobierno quien lo decida, lo ponemos como lo establece la ley, los reglamentos, a la decisión de este comité, de cuál es la escultura de la mujer indígena que va a ir en este espacio”.

En el acto, la artista, activista e integrante del Consejo Asesor de Cultura para la Ciudad de México, Jesusa Rodríguez Ramírez, hizo entrega a la jefa de gobierno la lista de firmas para la Descolonización del Paseo de la Reforma que reúne varios libros con alrededor de 5,000 firmas de mujeres que piden el retiro definitivo de la estatua de Cristóbal Colón en la principal avenida en la Ciudad de México.

“Más de 5,000 mujeres indígenas, quienes han sostenido el cielo para que no se caiga durante todos estos años, hicieron la petición de quitar la estatua de Colón y poner allí un monumento, una representación de la mujer indígena. Entonces, es importante que se recoja esta exigencia. Nadie como ellas ha sido invisibilizada, discriminada (...) hemos vivido sobre las mujeres indígenas. Debemos ahora venerarlas, respetarlas y, por supuesto, darles el lugar que siempre se les ha quitado”, dijo la activista.

Sobre el debate del destino de la estatua de Colón, la jefa de gobierno adelantó que el INAH anunciará en breve su ubicación y los pormenores sobre su cuidado.

Asimismo, leyó un mensaje en el que se incluyen palabras como: “sin duda Colón significó un cambio en la historia del mundo, pero cómo entendemos ese cambio es lo que nos cuestionamos. Colocar a una mujer y, en particular, a una mujer indígena en este lugar implica empezar a replantear la mirada histórica, empezar a contar la historia desde otro lugar, implica colocarnos ante nuestro pasado y por lo tanto frente a nuestro presente y nuestro futuro, desde la mirada de las mujeres indígenas como parte esencial de la historia de este continente; implica también que generaciones de mujeres presentes y futuras puedan reconocerse como hacedoras de la historia. Ese es nuestro cambio de conciencia”.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx

rrg