No todo es para siempre, aunque parezca. Bueno, para algunos sí fue para siempre. ¿Cuántas generaciones murieron sin ver campeones a sus Cubs?... 1908-2016. Así debe rezar la inscripción de una maldición que se le atribuye a una cabra que se llamaba Murphy, a la que no dejaron ingresar al parque. Sí, todo esto empezó por ese motivo. En un partido de 24 hits, Chicago Cubs se proclamó campeón tras ganar en extrainnings 8-7 a los Cleveland Indians (y ganar la serie 4-3) en una serie que necesitó de los siete partidos para definir al campeón de las Grandes.