China intensificará los ajustes de política para ayudar a amortiguar el golpe en la economía de un brote de coronavirus que las autoridades aún están tratando de controlar, dijo el domingo el presidente Xi Jinping.

La situación muestra una tendencia positiva después de arduos esfuerzos, pero no hay espacio para el “cansancio y la mentalidad relajada” entre los funcionarios, según fue citado el mandatario por la televisión estatal.

“En la actualidad, la situación epidémica sigue siendo grave y compleja, y el trabajo de prevención y control se encuentra en la etapa más difícil y crítica”, dijo Xi.

“El brote de la nueva neumonía por coronavirus tendrá inevitablemente un impacto relativamente grande en la economía y la sociedad”, aseguró Xi, agregando que el impacto sería a corto plazo y controlable. El brote es una de las crisis de salud pública más graves que enfrentan los líderes chinos en décadas.

“Para nosotros, esto es una crisis y también es una gran prueba”, dijo Xi.

Las autoridades chinas han implementado una serie de medidas para apoyar una economía sacudida por el virus, que se espera que tenga un impacto devastador en el crecimiento del primer trimestre.

Las provincias de bajo riesgo deberían enfocarse en restaurar el trabajo y la producción de manera integral, con riesgos de nivel medio deberían apuntar a una reanudación ordenada del trabajo, mientras que las regiones de alto riesgo deberían enfocarse en los controles epidémicos, afirmó Xi.

El gobierno profundizará el respaldo para ayudar a alcanzar los objetivos de desarrollo económico y social para el 2020, dijo Xi. También tomará medidas para respaldar el empleo flexible y ayudar a los graduados universitarios a encontrar trabajo. China mantendrá una política monetaria prudente y lanzará nuevas medidas de manera oportuna, afirmó el mandatario, agregando que el gobierno también estudiaría y lanzaría recortes de impuestos por etapas para ayudar a las pequeñas empresas a superar las dificultades.

Se buscan estrategias de detección en México

Hasta hoy México sigue libre de casos por el nuevo coronavirus; sin embargo, los laboratorios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se dicen listos para apoyar a las autoridades sanitarias en la detección y diagnóstico para Covid-19 y otros coronavirus.

Laura Alicia Palomares Aguilera, integrante de la comisión de científicos e investigadores de la universidad, implementada para promover acciones que atiendan la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, explicó que se realizan ensayos de secuenciación genética con virus similares para revisar la capacidad de esta casa de estudios.

Secuenciar todo el genoma de Covid-19 será útil para determinar de dónde viene el virus y darle seguimiento a su evolución.

Adicionalmente, la universidad trabaja en métodos de diagnóstico rápidos que permitan detectar la infección en personas sospechosas, en aeropuertos y sitios de paso. “Por los tiempos, no estarán listos para esta temporada, pues requiere la autorización de Cofepris, pero sí servirán para la detección de virus de ARN, como influenza u otros tipos de coronavirus”.

Para Covid-19, basados en el comportamiento de virus similares, se espera que circule aún en los meses de febrero, marzo y abril, y probablemente después baje la incidencia y medidas, como evitar la concentración de personas, concluyó la especialista. (Con información de Reuters)

[email protected]