Según un estudio realizado por la Universidad George Washington de Estados Unidos, el cerebro humano experimenta una disminución a una edad avanzada, algo que no sucede con animales como el chimpancé.

Los investigadores consideran que el periodo evolutivo que separa a los humanos de los chimpancés (de entre 5 y 8 millones de años) explica la diferencia de cómo dichas especies envejecen.

La investigación, dada a conocer por la Academia Nacional de Ciencias (Proceedings of the National Academy of Sciences) señala que el cerebro humano se vuelve más ligero en la medida en que envejecemos y, que incluso, cuando se llega a la edad de 80 años de vida, el cerebro ha perdido 15% de su peso normal y, en el caso de personas que padecen la enfermedad de Alzheimer, el peso de su cerebro tiende a reducirse aún más.

El estudio comparó, mediante resonancias magnéticas, a más de 80 humanos saludables de entre 22 y 88 años de edad con chimpancés criados en cautiverio, y se detectó que el cerebro de los animales no sufre deterioro con la edad, lo cual se relaciona con un declive en la estructura de las neuronas y su conexión entre sí.

Con información de globedia.com

BVC