El Centro Barbican de Londres explora el estilo del sofisticado agente secreto, con vestuario, accesorios de utilería y esbozos de diseños usados a lo largo de medio siglo de películas sobre el 007.