El mundo del arte mexicano es un lugar donde todo mundo está despeinado, excepto Hilario Galguera. El galerista es uno de los personajes que asistió al primer día de Zona Maco 2015.

Es un día especial, al que sólo asisten coleccionistas, galeristas y otros insiders, además de la prensa. Por eso es un día más o menos tranquilo en un evento que cada año se llena y se comenta con todo entusiasmo (entusiasmo en positivo y en negativo; un ingenioso tuitero pone a Maco como una de las paradas estelares del Tren del Mame , es decir de la pretensión vacía).

Se llena el Centro Banamex de personajes, pues, todos con un look cuidadoso, la mayoría cuidadosamente despeinados y mal vestidos, otros van con sus mejores trajes de diseñador, pero en un estilo casual-trendy, que nada hay peor que ir sobrevestido a Maco.

Se supone que lo que importa es el arte. Y sí, hay algunas cosas comentables al respecto. Si es la primera vez que va, lo más seguro es que se le quedarán más en la memoria los tipos de gente que hay que las obras de arte. Si quiere sentirse todavía más en la Roma-Condesa, siéntese a deleitar un cono de nieve Roxy o un café de Starbucks.

Además, hay libros

Puede empezar desde el inicio, en los pabellones de patrocinadores. Eche ojo al stand de Fundación Televisa, dedicado a jóvenes fotógrafos mexicanos. Sería más interesante si tuviera más fotografías pero sí merece la visita.

No pasa lo mismo con el espacio de BMW, que presenta un videoarte de Gonzalo Lebrija: un auto, presumo que un BMW, pasa a toda velocidad y levanta una tolvanera en un desierto. Una hoja de papel sale volando y la cámara sigue su trayectoria.... Eso es todo.

Puede pasar por los puestos de las revistas de largo, pero no así los de los libros. Si está interesado en el lado teórico del arte, deténgase un rato en el espacio de Exit, la revista española de arte que en México tiene una librería y vende los mejores títulos sobre curaduría, historia y crítica. Interesante también es el stand de la Gustavo Gili, donde hay libros de diseño y moda además de los de arte.

También hay galerías

Hablando de diseño, la sección más animada de la feria es la de Maco Diseño. La distancia entre arte y diseño se ha colapsado. Se supone que al mundo del diseño pertenecen todos los objetos que pueden ser bellos, pero sobre todo han de ser útiles. En Maco los productos de diseño son absolutamente impresionantes, más interesantes que los que presentan la mayoría de las galerías especializadas en arte. Deténgase a ver la versión de una vajilla según el diseñador Ezequiel Farca o la ropa y joyerías que presenta Carla Fernández. En el espacio de la productora de telas Artell puede encontrar colaboraciones entre artistas y productos textiles.

Ahora hablemos de las galerías, supuestas estrellas del asunto. Nada sorprendente. Las mejores suelen ser las mismas. Por ejemplo, la de Hilario Galguera que destaca una magnífica pintura de Daniel Lezama. Está también el retrato, firmado por Mauricio Limón, de un niño apodado El Shuster . Es una maravillita, no lo deje pasar.

OMR, que suele ser una galería de calidad, este año no me seduce. No entiendo nada de su propuesta. De todas sus obras lo que más destaca son unas intrigantes estatuas de tamaño natural de un hombre y una mujer, hechas por Daniel Silver. Parecen esculturas medievales de un vieja catedral gótica.

Mucho más atractivo es el espacio de la Alfredo Ginocchio, donde se pueden admirar obras como La memoria del fuego , del regiomontano Damián Ontiveros: un retrato de un conjunto de rifles de asalto que al mismo tiempo evocan violencia y una especie de melancolía de esa violencia.

No olvide pasar por la sección de arte moderno. Arte moderno se denomina al producido en el siglo XX, a diferencia del arte contemporáneo, el de nuestros días. En el espacio de Mayoral, galería española, puede comprar obras de Joan Miró o de Dalí.

Poco más se puede contar de Zona Maco 2015. La mayor parte de las galerías son como la de la argentina Nicolás Bacal: unos flashes y un teclado abandonado. Allá aquel que le encuentre el sentido y el gusto.

Zona Maco. 4 al 8 de febrero

?Jueves, sábado y domingo: de 12 a 9 pm.

Domingo? hasta las 8 pm.

Centro Banamex.

Av. Del Conscripto 311, Lomas de Sotelo

?Entrada: $250 por día

[email protected]