La estrella musical Adele saltó directamente a la cima de las listas de éxitos de Reino Unido el viernes con su nuevo álbum "30", logrando un regreso triunfal y que bate récords.

La ganadora de un premio Grammy y una de las cantautoras más vendidas del mundo lanzó su cuarto álbum de estudio la semana pasada. Tanto la crítica como sus seguidores alabaron su honestidad en el disco que, dijo, hizo para explicar su divorcio a su hijo Angelo, de 9 años.

Las ventas de la primera semana de "30" ascendieron a 261,000 unidades, lo que supone el mejor debut del año hasta la fecha, según la Official Charts Company. La cifra es la mayor para un álbum desde "Divide" de Ed Sheeran en 2017 y la mayor para un álbum femenino en solitario desde el último disco de Adele, "25" de 2015.

"Se convierte en el cuarto álbum número 1 de Adele en el Reino Unido; ahora ha alcanzado el número 1 en la Official Albums Chart con todos sus álbumes de estudio, un récord para una artista mujer", dijo la Official Charts Company en un comunicado.

"Todos los álbumes anteriores de Adele también están presentes en la lista esta semana; 25 (número 15), 21 (número 18) y 19 (número 31)".

"30" fue también el álbum más escuchado en plataformas de streaming la semana pasada, al registrar 55.7 millones de reproducciones en sus 12 canciones, según la Official Charts Company.

Conocida por sus baladas sobre el desamor y la nostalgia, Adele también se situó en el primer puesto de las listas de sencillos del Reino Unido por sexta semana con "Easy On Me", el primer tema de "30".

La canción ha superado su megaéxito de 2011 "Someone Like You" para convertirse en su número 1 más extenso en la Official Singles Chart. "Oh My God" y "I Drink Wine", otras dos canciones de "30", también han entrado en el top 5.

Se espera que la cantante de 33 años encabece las listas de éxitos en otros lugares. A principios de esta semana, Billboard dijo que "30" era el álbum que más rápido se había vendido en Estados Unidos en sólo tres días, citando datos iniciales.

Al igual que sus anteriores álbumes, "30" lleva el nombre de una edad clave en la vida de Adele. La cantante anunció su separación de su marido Simon Konecki en 2019.