En el 2014 cambió la manera de vender las redes sociales. Las empresas se dieron cuenta de que además de los medios tradicionales necesitan voltear a los medios sociales y eso repercute directamente en la inversión publicitaria. Estas herramientas aún se encuentran rezagadas en la captación de inversión con respecto a medios tradicionales, como la televisión y los impresos, pero es evidente su fuerte crecimiento.

De acuerdo con la agencia de mercadotecnia eMarketer, la inversión publicitaria digital en México crecerá 35.06% en el 2014 respecto del año anterior, para totalizar 770 millones de dólares.

El estudio 2014 de inversión publicitaria en Internet de IAB México (Interactive Advertising Bureau, que aglutina a las agencias digitales) muestra que, en el 2013, 67% de los anuncios digitales se visualizó como contenido gráfico en sitios, incluidos medios sociales (display). El restante 33% se mostró a través de buscadores como texto relacionado a la búsqueda (search) y anuncios clasificados.

La publicidad en display para social media y video creció 155% y 100% respectivamente durante el 2013. Los anuncios en banners (display) y el contenido enriquecido siguen a la cabeza en inversiones, pero su crecimiento fue de apenas 6% en el mismo periodo.

México se encuentra en una buena posición en términos de consumo de contenido digital, dijo Jan Rezab, director ejecutivo de la empresa de análisis digital Socialbakers. La fidelidad de los usuarios con la marca a través de las redes sociales es principalmente con las industrias de alimentos, bebidas y moda, lo cual se asemeja mucho a los hábitos de consumo en Estados Unidos, añadió.

La inversión en medios sociales gana terreno con respecto a otros medios digitales. La principal razón es que el público está conectado a las redes sociales por decisión propia y a nivel personal , dijo Guillermo Perezbolde, vicepresidente de Marketing y Publicidad de la Amipci. Este fenómeno convierte a los usuarios de medios sociales en un nicho atractivo para las empresas, lo que las hace involucrarse activamente.

Falta el siguiente paso: que las marcas registren un retorno de inversión inmediato por sus esfuerzos en medios sociales. Por ahora, el resultado más evidente de compartir contenido es la generación de branding (recordación de marca) y tráfico para sus productos y servicios, dijo Juan Carlos Cortizo, gerente de Márketing y Relaciones Públicas de Socialbakers para América Latina.

El gran paso para el 2015 es encontrar un equilibrio entre el contenido y la inversión de las empresas en pautas publicitarias en redes sociales, como son publicaciones pagadas (posteos) y anuncios.

[email protected]