Soberanía de los datos digitales en la era del espionaje electrónico, una mayor velocidad y eficiencia en la transmisión de información en la red, más oferta de proveedores de Internet y menores costos de conectividad y servicios digitales son algunas promesas que enmarcan la puesta en marcha del primer punto de intercambio de tráfico de Internet (IXP) en México, inaugurado este miércoles.

Un IXP es un centro de datos que permite que los proveedores de servicios de Internet intercambien internamente el tráfico de manera más eficiente y menos costosa, en lugar de reencaminarlo fuera del país para realizar la interconexión.

La firma tecnológica KIO Networks alberga este primer IXP en sus instalaciones ubicados en Santa Fe, en la ciudad de México. Para este proyecto, la firma invirtió entre 1.5 y 2 millones de dólares, dijo en entrevista Sergio Rosengaus Leizgold, director general de la compañía.

A nivel mundial existen 376 IXP en el mundo en 95 países, de acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Antes de la puesta en marcha del IXP en el país, México era la única economía del bloque de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que no contaba con este tipo de infraestructura.

No es posible que México no tenga un punto de interconexión. Si ahorita alguien quisiera entrar a una página o enviar una comunicación en Internet, esa comunicación sale de nuestro y regresa. Esto (el IXP) tiene que ver con muchos temas, no sólo de soberanía sino también de costos , comentó en entrevista Gabriel Contreras, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El establecimiento del primer punto de intercambio de tráfico de Internet en el país se concretó con la creación del Consorcio de de Intercambio de Trafico de Internet (CITI), encargado de la gestión del IXP. Los miembros fundadores son el Centro Universitario para el Desarrollo de Internet (CUDI), KIO Networks, Nextel, Transtelco, RedIT, Megacable y Iusacell.

La puesta en marcha de este IXP responde a más de 12 años de llamados de entidades como el CUDI para establecer esta infraestructura más las recomendaciones del 2012 provenientes tanto de la OCDE como el Consejo Consultivo de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para la instalación de este punto de interconexión para mejorar las condiciones de calidad y precio en materia de conexión a Internet.

SUMAR PARTICIPANTES

Mientras algunos beneficios del IXP serán inmediatos, sobre todo para las instituciones universitarias, otros dependerán de que más actores del ecosistema digital se sumen a los esfuerzos.

Carlos Casasus, director del CUDI, asegura que el tener un punto en común para distribuir contenidos abarata el precio del tráfico y de la conectividad.

Al estar conectados en el IXP ya estamos conectados en las redes de distribución de contenidos y se abarata muchísimo el precio del tráfico que de otra manera lo tendrías que comprar a un proveedor. Como todas las redes académicas están conectadas ahí, se van a poder tener muchísimas mejores condiciones económicas , explicó.

Pero Gabriel Contreras, del IFT, afirmó que para que los usuarios finales empiecen a ver los beneficios del IXP se necesita aumentar el número de participantes en el IXP desde proveedores de servicio hasta servicios digitales OTT.

Requieren desde luego la acumulación de una masa crítica importante. Es un negocio de muchas economías de escala y a medida que se vayan aumentando, tiene un impacto directo , afirmó.

El IXP de México arranca con siete afiliados pero en países como Brasil se ha aliado 410 entidades, incluyendo empresas extranjeras como Netflix, Google, Facebook o Amazon, también la petrolera Petrobras y proveedores pequeños de Internet.

Rosengaus, de KIO Networks, proyecta que en los próximos 60 a 90 días se agreguen otros 10 a 15 participantes en CITI, incluyendo firmas del área de comercio electrónico, servicios bancarios y financieros, servicios de tráfico de datos, de contenido de video y búsqueda en línea.

TELMEX, EL AUSENTE

En CITI, una alianza entre jugadores privados, el principal proveedor de Internet en México, Telmex, se ha mantenido al margen. La compañía ha manifestado anteriormente que un IXP en México no es necesario.

Desconozco cuáles son sus planes. Siendo un proveedor incumbente en tráfico sería sensacional que agregara su tráfico pero tiene otras condicionantes para que lo haga o no , afirmó el director de KIO Networks, Sergio Rosengaus Leizgold.

Casasus, del CUDI y también presidente del Consejo de CITI, explicó que actualmente no existe un incentivo económico para Telmex.

Cuando haya incentivos económicos, Telmex va a participar en esto. (Los incentivos) que les salga más barato conectarse con otros jugadores importantes como pueden ser distribuidores de contenido, las universidades pues participar en los IXP cuesta razonablemente poco. A Telmex, probablemente conforme esto vaya agarrando a escala, también lo vamos a ver participar como participa en Brasil. Es una cosa de incentivos económicos , consideró.

Lo cierto es que con o sin la participación del principal proveedor de Internet en México, la creación de estos centros de conexión en el país irá en aumento, consideran los miembros de CITI.

Casasus, por un lado, proyecta que al menos en este año se crearán otros dos IXP en México para satisfacer demandas de interconexión más regionales, mientras que Rosengaus, de KIO Networks ve factible que México tenga hasta cinco IXP que hagan más eficiente la transmisión de datos frente al inminente crecimiento exponencial del tráfico que se espera con el aumento en la conectividad fija y móvil, y el Internet de las cosas.

[email protected]

mac