Cuando Apple presentó el iPhone 5, su primer smartphone compatible con las redes móviles de cuarta generación, Long Term Evolution (LTE), también se evidenció que las redes de alta velocidad para transmisión de datos móviles aún tienen un largo camino por recorrer en México.

Las redes LTE disponibles para el usuario final son inexistentes en México. Las operadoras móviles Telcel, filial de América Móvil, y Movistar, de Telefónica, realizan pruebas para desplegar redes LTE en algunas ciudades, pero ninguna compañía ha confirmado alguna fecha de su lanzamiento.

Expertos esperan que las operadoras mexicanas inicien el lanzamiento comercial de sus redes de cuarta generación en lo que resta del 2012 y el primer trimestre del 2013, pero su penetración podría tardar hasta dos años.

El paulatino aumento de la cobertura LTE y la licitación de las bandas de radiofrecuencia de 700 Mhz. y 2.5 Mhz. Son dos factores que impactarán la adopción de las redes de cuarta generación, consideró Gonzalo Rojón, analista de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

De acuerdo con 4G Americas, organización internacional que integra a representantes de la industria móvil, Telcel lanzará su red LTE en la banda AWS, que comprende las frecuencias 1.7/2.1 Ghz.

INCIPIENTE ADOPCIÓN INTERNACIONAL

Pero el despliegue de las redes LTE apenas es incipiente en el mundo, no sólo en México, advierte el especialista en telecomunicaciones José Otero, presidente de Signals Telecom Group.

No hay un atraso como algunas personas lo ven. Contrario a lo que sucedió con las redes 3G en América Latina, que llegaron con entre 5 a 8 años de atraso respecto a los mercados desarrollados, las redes LTE están desarrollándose casi al mismo tiempo , dijo Otero.

4G Americas calcula que existen 49 países con servicios de LTE, contra los 181 que cuentan con servicios de redes de tercera generación bajo el estándar High-Speed Packet Access (HSPA).

Fernando Montes, director de Nokia Siemens Networks para México, explicó que la demanda de mayores capacidades de banda ancha, para videoconferencias, transmisión de contenido en tiempo real o prácticas de telemedicina, impulsarán el desarrollo de esta red.

La disponibilidad de terminales, el hambre de datos de los usuarios así como la intención de pagar por los servicios de LTE serán los (factores) que determinen el momento adecuado de las redes LTE en México , consideró Montes.

Un ejemplo es el iPhone 5. Si bien el equipo no será el dispositivo más disruptivo que haya creado la compañía, éste podría impulsar el despliegue de las redes LTE en Estados Unidos por la posibilidad convertirse en el iPhone más vendido de la historia, con 2 millones de órdenes de compra en 24 horas después del anuncio que hizo Apple.

Las bondades de las redes LTE, en palabras de Marco Quatorze, director de Servicios de Valor Agregado de Telcel y América Móvil, son una navegación a alta velocidad de subida y descarga a través de dispositivos móviles.

Los usuarios no tendrán que esperar mientras se descarga una página, podrán visualizar videos de alta definición en línea, aquellos servicios que realicen descargas de datos en tiempo real (streaming) así como la experiencia de videojuegos en línea y multijugador se verá mejorada sustancialmente , explicó el directivo.

LOS DESAFÍOS

Con las redes LTE, los operadores móviles se enfrentan a nuevos retos, desde la disponibilidad de equipos compatibles con las frecuencias en las que operen, hasta en el modelo de negocio para atraer a los usuarios y recuperar las inversiones en infraestructura.

Lo que tienen que hacer los operadores para promover el consumo de estos teléfonos es asociarlo a un plan que pueda cubrir las necesidades de datos que implica una mayor definición de imágenes y mayores capacidades , consideró Miriam Sosa, analista de la firma de consultoría Select.

Pero tendrán que diversificar su oferta y ofrecer paquetes atractivos, como una cuota adicional por un servicio de streaming ilimitado, y generar ingresos que les permitan recuperar las inversiones, aseguró el director ejecutivo de Ericssom, Hans Vestberg, citado por Bloomberg BusinessWeek.

Cálculos de Infonetics Research, mencionados por la publicación, muestran que la industria de las telecomunicaciones ha invertido 6,750 millones de dólares para adquirir espectro y comprar equipo para las redes LTE. Prevé que se necesitarán otros 62,000 millones de dólares al 2016 para el despliegue global.

Para Clayton Cruz, director de Banda Ancha Móvil de Ericsson para América Latina, el gran desafío es garantizar el ecosistema de terminales. Lo que define el éxito de una tecnología son las terminales y el tener una mayor oferta para los clientes , afirmó en entrevista telefónica.

De acuerdo con cifras ofrecidas por el directivo, en la AWS existe una oferta de 78 dispositivos para LTE a nivel mundial, incluidos smartphones, tabletas y computadoras móviles. Para la banda de 2.5 Ghz, existen 120 dispositivos, y para la de 700 Mhz, la oferta asciende a 193 dispositivos.

Estados Unidos está haciendo combinación de AWS con otro espectro, el 700Mhz. Es muy probable que en México también se haga esta combinación cuando la Cofetel libere la banda de 700 Mhz , proyectó el experto.

La disponibilidad del iPhone 5 en México aún se desconoce, pero cuando arribe las compañías de telefonía móvil deberán estar listas para cumplir con las promesas de un dispositivo que podría superar los 10,000 pesos en el mercado mexicano.

[email protected]