Nokia Siemens Networks está abriendo una línea de ensamblaje en Brasil con Flextronics International para construir la siguiente generación de redes telefónicas móviles, dijo un ejecutivo de alto rango en una entrevista.

La planta debería comenzar a enviar equipos inalámbricos de cuarta generación (4G) a principios de octubre, mientras los proveedores locales crean redes para el Mundial de 2014, dijo Ken Wirth, responsable de la región americana para Nokia Siemens.

"Lo que estamos tratando de hacer es situar nuestra capacidad de fabricación cerca de los mercados donde estamos vendiendo. Eso reduce nuestros costes de transporte, tarifas y otras cosas que se suman", dijo Wirth, sin querer comentar cuánto había invertido cada socio en la 'joint venture'.

Brasil concedió licencias 4G en junio obligando a que al menos el 60 por ciento del contenido en el hardware instalado sea brasileño, un requisito denunciado por Estados Unidos y la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio.

Para Nokia Siemens, la demanda de cuatro operadores brasileños que están creando sus redes 4G es suficiente para justificar la capacidad de fabricación local en los próximos 12 a 18 meses, según Wirth, y después la planta brasileña podría suministar a la región.

RDS