El idilio de Nintendo con su nueva consola Switch continúa. Según informó la compañía, Super Mario Odyssey, que llegó a las tiendas el pasado 27 de octubre, se ha convertido en el videojuego de la saga que más rápido se ha vendido de la historia. En los primeros tres días de venta, la compañía comercializó más de dos millones de copias.

Desde que Shigeru Miyamoto creó al fontanero hace  36 años, la saga Super Mario ha vendido cerca de 330 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los personajes de videojuego más prolíficos de la historia y una auténtica mina de oro.

A finales del año pasado, Nintendo decidió llevar a Mario a una nueva dimensión con el lanzamiento de un videojuego para móviles, tratando de repetir así el éxito de Pokémon Go. En sus primeras 24 horas disponible en la tienda de aplicaciones,Super Mario Run ingresó más de cinco millones de dólares, según la firma de análisis Sensor Tower.

Switch dispara el beneficio de Nintendo

Como reflejan los últimos resultados semestrales hechos públicos por el gigante japonés, el éxito comercial de la consola Switch y la buena acogida que han tenido algunos de los últimos títulos lanzados para la plataforma están detrás de la mejora en la rentabilidad de la compañía, que ganó un 35% más entre marzo y septiembre.

Para el conjunto de su ejercicio fiscal, que concluye en marzo del próximo año, Nintendo tiene previsto comercializar 55.4 millones de videojuegos, superando así la expectativa previa de 40.5 millones. A ello están contribuyendo títulos como Mario Kart 8 Deluxe y Splatoon 2, que ya han superado los 3.5 millones de copias vendidas cada uno, y, sobre todo, The Lengend of Zelda: Breath of the Wild. La nueva entrega de la saga del guerrero Link, que llegó a las tiendas en marzo del año pasado, protagonizó el mejor lanzamiento de un juego en la historia de Nintendo.

erp