Antes de que termine el año llegará a México una serie de teléfonos inteligentes (smartphones) Android, bajo el sello Alcatel One Touch, a un precio inferior a 200 dólares. Estarán compuestos por los microprocesadores para móviles de la firma taiwanesa Mediatek, con la promesa de que tendrán capacidades similares al iPhone 4, cuyo precio actual es de 549 dólares en su versión básica.

Con estos equipos de bajo costo, Mediatek buscará aprovechar el crecimiento exponencial de los smartphones en la región para aumentar su presencia en este segmento en el que incursiona desde finales del 2011.

Nuestro enfoque está en lo que llamamos segmentos de entrada y medio rango de smartphones. Los dispositivos en los que participamos son de un costo máximo de 200 dólares. No estamos enfocados en los segmentos premium de precios mayores a 300 dólares, que actualmente lideran marcas como iPhone de Apple, o los Galaxy de Samsung , dijo en entrevista Finbarr Moynihan, director de Desarrollo de Negocios para América del Norte y Europa Occidental de Mediatek.

Hasta el año pasado, la tecnológica sólo participaba en el mercado de chips para los llamados feature phones , móviles intermedios con capacidades limitadas en conectividad inalámbrica, multimedia y en aplicaciones, a través de marcas como Alcatel, Huawei, Motorola, Lanix o ZTE

Al cierre del 2011, Mediatek ocupó el tercer lugar en el mercado de chips para teléfonos celulares a nivel mundial, por debajo de Qualcomm y Samsung, según la firma de investigación de mercados Strategy Analytics.

En México y los mercados emergentes, los dispositivos inteligentes de bajo costo tienen una amplia oportunidad de participación en el mercado, asegura la consultoría Deloitte, pues en estas economías aún hay una baja penetración de estos dispositivos, no hay subsidios por parte de las operadoras para asumir los costos de los equipos y hay más usuarios en sistemas de prepago.

De acuerdo con el estudio Radiografía del consumidor móvil de la firma de análisis TNS, la penetración de smartphones respecto al total de líneas móviles en México es de 23%, mientras que los feature phones tienen una participación del 30% y los dispositivos básicos, 43 por ciento.

Nuestro objetivo es trasladar la cuota de mercado de feature phones hacia el mercado de los smartphones , agregó Russ Mestechkin, director de Mercadotecnia del área de Desarrollo de Negocios para América Latina de Mediatek.

Para la taiwanesa, desarrollar las plataformas electrónicas para estos móviles permite crear alternativas para hacer más accesibles las tecnologías donde empresas como Apple o Samsung son pioneras.

Casi dos años después del lanzamiento del iPhone 4, esta firma, que facturó 2,950 millones de dólares el año pasado, sacó a la venta un microprocesador que permitiera que empresas como Alcatel lanzar productos capaces de competir con el smartphone de Apple a un precio más económico para el público, pero Moynihan asegura que esta brecha se reduce mientras avanza la tecnología.

Durante el transcurso de este trimestre, Mediatek lanzará al mercado el microprocesador MT6577 para diseñar teléfonos inteligentes que puedan tener características similares al iPhone 4S.

Este desarrollo verá la luz un año después de que Apple lanzara la última versión de su teléfono inteligente, por lo que la brecha se redujo nueve meses, asegura la empresa.

UN MERCADO ATRACTIVO

Finbarr Moynihan, director de Desarrollo de Negocios para América del Norte y Europa Occidental de Mediatek, asegura que hay dos directrices que impulsarán los smartphones de bajo costo: el crecimiento exponencial en la penetración de estos dispositivos, y la necesidad de los operadores por reducir los costos en subsidios sin sacrificar la satisfacción de las demandas y experiencia de los usuarios.

De acuerdo con el reporte Observatorio Móvil América Latina 2011 de la asociación GSMA, que representa a más de 800 operadores del mundo, la penetración de teléfonos inteligentes en la región es del 20%, muy por debajo del nivel registrado en Estados Unidos del 50% proyectado para este año.

"América Latina será uno de los mercados de smartphones más grandes del mundo, no sólo por su número de consumidores sino por el incremento en la tasa de penetración que tendrá. Es atractivo además en México, donde la gente escoge productos mejores y se preocupan por la calidad , comentó Russ Mestechkin.

Según el reporte de GSMA, el próximo año la región cerrará la brecha con el promedio mundial de penetración al alcanzar un 33% y prevé que alcance el 60% para el 2018, mientras que The Competitive Intelligence Unit proyecta que en el 2015, la penetración de teléfonos inteligentes en México alcazará el 70 por ciento.

[email protected]