Laboratorio Avimex, Alestra, Electrodos Infra, Kurabiotek y Hersan Corporation son las cinco empresas que este año fueron galardonadas con el Premio Nacional de Tecnología e Innovación.

Para estas empresas que desarrollan productos desde tecnologías de la información hasta biotecnología observan que se requiere un mayor impulso a la preparación del talento humano que tenga una cultura de innovación y cambio constante,

"Necesitamos más programas donde nos ayude a preparar a la gente, creemos que la gente mejor preparada con la cultura de innovación nos puede ayudar a que la innovación sea una constante", dijo Rafael Muñoz, gerente de Planta de Electrodos Infra, la división de soldaduras y seguetas de la compañía Infra.

Esto será fundamental para que las empresas incorporaren y maduraren sus procesos de innovación ya sea en gestión de tecnologías, procesos y desarrollo de nuevos que requiera el mercado, consideró Javier López Parada, director ejecutivo de la Fundación del Premio Nacional de Tecnología.

Mayores apoyos del gobierno, desde programas de inversión a investigación hasta estímulos fiscales son necesarios para fomentar la investigación, manifestaron las empresas ganadoras.

Si bien firmas como Laboratorios Avimex, que participó en la producción de la vacuna contra la gripe aviar, consideran que los apoyos actuales del gobierno a nivel federal, estatal y municipal son útiles, se necesita homologarlos para colocarlos a nivel internacional.

"En Australia, en Estados Unidos hay proyectos que les dan el 50% o más, que se va a fondo perdido. Esto ayudaría mucho más, habría que catalogar a las empresas y que estén haciendo cosas en beneficio de la sociedad", dijo Bernardo Lozaneo, director de Laboratorios Avimax.

El directivo agregó que se deben crear también áreas de vinculación a escala mundial "para que podamos tener acceso a nuevas tecnologías que podamos explotar, darles valor agregado en México y llevar los productos a todo el mundo".

Rolando Zubirán, director general de Alestra, coincidió en que el fortalecimiento de la vinculación con la academia, la apertura del gobierno a las nuevas tecnologías y la adaptación al cambio permitirá generar productos y servicios de valor agregado que permitirá a las empresas ser innovadoras y competitivas a nivel mundial.

julio.sanchez@eleconomista.mx

apr