undefined El desarrollo de los vehículos sin conductor tuvo un avance sin precentes este 2016. Los vehículos autónomos de empresas como Tesla y Google llegaron a las calles de diversas ciudades del mundo y generaron una controversia acerca de si esta tecnología está lista para satisfacer las necesidades de transporte de la gente, salvaguardando su seguridad. Incluso, Uber, la plataforma de transporte privado más grande del mundo, puso a prueba un proyecto para utilizar este tipo de autos al ofrecer su servicio.

Otros acontecimientos tecnológicos importantes también tuvieron lugar este año que está a punto de terminar. Una ola de noticias falsas sobre los candidatos presidenciales en Estados Unidos que fueron distribuidas sobre todo a través de la red social Facebook pusieron en entredicho las palabras de Mark Zuckerberg acerca de que esta plataforma no es un medio de comunicación.

Los ataques a diversas compañías tecnológicas que albergan una gran cantidad de información personal de sus usuarios, así como varias irrupciones a la infraestructura de algunos proveedores de Internet son los sucesos más graves en el campo de la tecnología, debido a los riesgos de seguridad que conllevan, pero sobre todo porque no parecen que vayan a detenerse en los próximos años.

1. ¿El auto increíble?

La tecnología que hace posible el desarrollo y el uso de vehículos sin conductor de forma segura en las calles lleva varios años en los laboratorios de distintas empresas y centros de investigación, pero este 2016 fue el año en el que se hicieron evidentes los retos técnicos, legales y sociales que enfrentan estas máquinas autónomas, las cuales auguran una revolución en el transporte dentro de la ciudades. Compañías como Google, Tesla, Mercedes Benz y Apple sacaron a las calles distintos modelos de estos automóviles o planean entrar próximamente en este nuevo mercado. Incluso, la compañía de transporte privado Uber ya utiliza este tipo de autos para ofrecer su servicio en la ciudad de Pittsburgh, en Estados Unidos.

 Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas tanto para las empresas que están a la vanguardia de esta tecnología como para sus usuarios. Al empezar el año, un vehículo autónomo desarrollado por Google chocó con un autobús del transporte público en California mientras se encontraba en un recorrido de prueba. El más grave de estos sucesos y el que llamó más la atención de la opinión pública ocurrió en Florida, también en Estados Unidos, cuando el sensor de un vehículo autónomo de la marca Tesla confundió el brillo que provenía de un camión blanco que se encontraba delante suyo con la luz del sol en un cielo claro, por lo que el auto no se detuvo y se impactó con la parte trasera del camión, lo que causó la muerte de su ocupante. Pero el desarrollo de estas máquinas no parece que vaya a detenerse. Tesla aseguró después del accidente que una actualización del software y el aumento del número de sensores de sus vehículos mejoraría el desempeño del piloto automático e incluso, presentó un proyecto con el que promete revoluciónar la coordinación del tránsito dentro de las ciudades y carreteras.

2. Teléfonos que explotan

Samsung deshabilitará su teléfono inteligente para forzar que los usuarios dejen de utilizarlo y lograr sacarlo completamente del mercado estadounidense.

El escándalo tecnológico más sonado durante este 2016 fueron las pilas explosivas de los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy Note 7. En septiembre pasado, la compañía de Corea del Sur pidió a los usuarios que hubieran comprado uno de estos dispositivos apagarlos y devolverlos, debido a que corrían el riesgo de explotar e incendiarse. Samsung argumentó que estas explosiones eran el resultado de que algunas partes dentro del teléfono entraran en contacto debido a un inusual error en el proceso de producción de los smartphones.

 La empresa de dispositivos electrónicos anunció que detendría la producción del Galaxy Note 7 e inició un programa de reemplazo para compensar a quienes habían comprado uno. Los problemas no se detuvieron ahí. Muchas aerolíneas en todo el mundo prohibieron viajar con uno de estos dispositivos móviles. Y de acuerdo con un informe de la compañía, sus ganancias operativas se redujeron 30% en el tercer trimestre de este año, lo que también afectó la previsión de crecimiento de su país de origen, Corea del Sur. Pese a estos inconvenientes, Samsung anunció que habrá un Samsung Galaxy Note 8.

3. Facebook y las falsas noticias

"No, somos una empresa de tecnología, no una compañía de medios", fueron las palabras de Mark Zuckerberg en una reunión en Italia con estudiantes universitarios en agosto pasado. Sin embargo, la censura de una icónica fotografía de la Guerra de Vietnam publicada en Facebook por el editor de un diario noruego, en septiembre, de la que luego se retractó, puso a la red social en el centro de la discusión acerca de si estas plataformas digitales editan y difunden contenido de acuerdo con ciertos criterios, pero sobre todo acerca de los algoritmos que adquirieron el papel de editores dentro de su plataforma. Los contratos con más de 140 compañías e individuos productores de contenido que Facebook firmó este año son otra de las señales de que esta red social es también un medio de comunicación.

Pero la gota que derramó el vaso para Facebook fue la inmensa cantidad de noticias falsas que se colaron en los newsfeed de sus usuarios durante las campañas electorales en Estados Unidos. La red social reportó que 115.3 millones de personas habían publicado más de 700 millones de posts, likes y comentarios sobre la elección presidencial en aquel país. Buena parte de este contenido eran noticias falsas sobre cualquiera de los dos candidatos principales, algo que de acuerdo con especialistas modificó la percepción de los votantes, lo que influyó en el resultado de los comicios. Pero esto no es todo, ya que de acuerdo con información de The Washington Post, una sofisticada campaña rusa aprovechó las deficiencias de selección y distribución de la red social e inundó los perfiles de los estadounidenses con información y noticias falsas. Pese a estas revelaciones, el CEO del gigante tecnológico, Mark Zuckerberg, comentó que era extremadamente improbable que las noticias falsas hubieran modificado el curso y el resultado de la elección.

4. Pokémon Go

undefined

En su primer mes, en julio pasado, el juego de realidad aumentada Pokémon Go facturó 200 millones de dólares en ingresos. Pokémon GO lleva hasta los teléfonos inteligentes la experiencia de buscar y capturar Pokémon del popular videojuego de Nintendo de los años 90. El juego funciona gracias a la realidad aumentada y ubica a los Pokémon en el mundo real. Para poder encontrar especímenes diferentes, los usuarios deben salir a explorar las calles de su ciudad. Al día siguiente de su lanzamiento, la aplicación ya estaba instalada en más teléfonos Android que Tinder y en sólo dos meses, había sido descargada por más de 500 usuarios y comenzado a incidir directamente en la vida de las personas, como fue el caso de un adolescente de Wyoming que encontró el cuerpo de una persona muerta mientras buscaba Pokémon tipo agua en un río cerca de su casa.

Pero el interés que generó Pokémon Go fue decayendo con el paso de los meses. En septiembre, terminó el reinado del juego como el más vendido entre las aplicaciones para iPhone en Estados Unidos. Además, las menciones del juego en Twitter, que alcanzaron su nivel más alto el 11 de julio, con 1.7 millones, cayeron 98% en septiembre. No obstante, el juego más popular de este 2016 abrió distintas oportunidades para otros mercados, entre los que destacan el big data y el transporte urbano, ya que muchos de los jugadores requieren trasladarse distancias considerables para encontrar los Pokémon.

5. La humanidad en Marte

undefined

Elon Musk planea convertir a los seres humanos en una especie interplanetaria. Aunque a principios de año, SpaceX falló al intentar aterrizar su cohete Falcon 9 después de haber puesto en órbita un satélite, el fundador y director de una de las primeras compañías aeroespaciales de carácter privado, Elon Musk, manifestó su intención de lanzar una cápsula Dragon no tripulada a Marte en el 2018. Para el empresario, la reutilización de los cohetes es esencial para reducir los costos de lanzamiento y que sea económicamente viable y rentable viajar por el espacio.

Las propuestas de Musk no terminaron ahí. En septiembre pasado, el también fundador de PayPal y Tesla anunció su plan para colonizar Marte, durante su participación en el 67 Congreso Internacional de Aeronáutica, que se llevó a cabo en Guadalajara, Jalisco. De acuerdo con Musk, el 2024 será el año en el que el primer grupo de personas viajará a Marte, con un costo promedio por persona de entre 100,000 y 500,000 dólares por viaje. Aunque en este momento Space X está invirtiendo varias decenas de millones de dólares en este proyecto, el propio Musk ha manifestado que éste no puede ser llevado a cabo por una sola entidad, por lo que seguramente habrá otras compañías e instituciones gubernamentales que participarán en su financiamiento.

6. ¿Y si nos quedamos sin Internet?

Verizon podría echar para atrás la compra de Yahoo, un acuerdo que de concretarse alcanzaría un monto de 4,500 millones de dólares. La razón principal de este retroceso en los planes de Verizon es el hackeo de alrededor de 1,000 millones de cuentas de usuarios de Yahoo en diciembre del 2016. Hay que decir que el 2016 fue el año de los mayores robos de datos de la historia de la ciberseguridad, con el caso de Yahoo a la cabeza; al que le sigue el administrador de sitios para adultos FriendFinder.com, con 412 millones de cuentas vulneradas, y la red social MySpace, con 360 millones. Y para terminar este 2016, el mes pasado, la firma de ciberseguridad Check Point Software Technologies reveló que un software malicioso afectó a dispositivos con sistema operativo Android y robó las cuentas de más de 1 millón de usuarios de Google.

Los datos de las personas no fueron los únicos que sufrieron el embate de los hackers este año, la infraestructura con la que funciona Internet también se vio en el centro de la polémica por la facilidad con la que los piratas informáticos pueden colapsar a la red de redes.

Los ataques cibernéticos de este 2016 son, por mucho, los mayores de los que se tenga registro. En enero pasado, la BBC sufrió un ataque de denegación de servicio (DDoS) que alcanzó una tasa de transferencia de más de 600 Gbps, una magnitud nunca antes vista hasta entonces. El grupo New World Hackers se atribuyó la responsabilidad de esta irrupción, así como de la ocurrida en octubre, cuando los servidores de la compañía Dyn, un importante proveedor de DNS para empresas como Spotify, Twitter y Netflix en la Costa Este de Estados Unidos, fueron inutilizados por varias horas, mediante un malware llamado Mirai que tomó control los sistemas de Internet de las Cosas (IoT) de miles de videocámaras de la empresa china Xiongmai. Pero ninguno de estos embates se compara con el que recibió el proveedor de Internet francés OVH en septiembre pasado, el cual alcanzó una tasa de transferencia de 1 Terabyte por segundo. Lo relevante de estos dos ataques no solo es su magnitud, cada vez mayor, sino que fueron realizados utilizando dispositivos que carecían de cualquier tipo de seguridad informática, ya que no se creía que pudieran ser utilizados con estos fines.

7. ¿Por qué nadie quiere a Uber?

 La empresa tecnológica de transporte y mensajería Uber fue otra de las que se colocó en el centro de la polémica entre distintos sectores de la sociedad. Fue hasta este 2016 cuando la mayoría de las preocupaciones por el modelo de negocios de la compañía se hicieron manifiestas. Uniones de taxistas en Chile, Colombia, Argentina y México, por mencionar sólo a los países latinoamericanos que enfrentaron problemas con este servicio, protestaron contra lo que para ellos representaba una competencia desleal, debido a que los autos y conductores de Uber no están sujetos a las mismas regulaciones que controlan el transporte público de pasajeros. En nuestro país, la aplicación estuvo en medio de una fuerte controversia debido al aumento de sus tarifas durante varias contingencias ambientales que se registraron en la Ciudad de México a mediados de año.

También fueron interpuestas diversas demandas en Estados Unidos y Europa para que los conductores de la plataforma fueran reconocidos como empleados de la misma. En Gran Bretaña, por ejemplo, los conductores de Uber tienen ahora derecho a vacaciones pagadas y a un salario mínimo; caso contrario al ocurrido en California y Massachusetts, donde la compañía llegó a un acuerdo con la autoridad por el que se comprometió a pagar 100 millones de dólares a cambio de mantener a sus conductores como contratistas independientes.

Pese a estos obstáculos para el modelo empresarial de la plataforma tecnológica, Uber no sólo aumentó considerablemente el número de conductores y usuarios suscritos a su sistema sino que amplió los servicios que ofrece con la aplicación de envío de alimentos UberEats y con Uber Events, una utilidad con la que la empresa pretende facilitar a los organizadores de eventos el transporte de sus invitados. La última noticia de esta empresa tecnológica en nuestro país es que, en colaboración con Confío, ofrecerá créditos por hasta 250,000 pesos a aquellos socios que deseen adquirir un vehículo para integrarlo a su flota.

erp