La plataforma de compraventa de activos virtuales Bitso informó a sus clientes que todas las operaciones realizadas con pesos mexicanos en ella serán procesadas por NVIO Pagos, su subsidiaria y la cual se convirtió en la primera fintech en conseguir su autorización para operar bajo la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera en México.

En una información dirigida a sus usuarios, Bitso detalló que todas las operaciones en pesos que se procesen por NVIO, se realizarán al amparo del marco legal mexicano y podrán ser supervisadas por autoridades como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en materia de transparencia.

“A partir de ahora todas nuestras operaciones con pesos mexicanos dejarán de ser operadas por Bitso y comenzarán a ser procesadas a través de Nvio, la primera institución de fondos de pago electrónico regulada y supervisada por las autoridades del sector financiero en México”, se puede leer en el mensaje de la plataforma dirigido a sus clientes.

Hace algunos días, NVIO Pagos informó que espera comenzar operaciones a inicios del 2021 como la primer fintech autorizada y regulada en México, luego de un proceso de auditoría realizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) junto con el Banco de México (Banxico).

“En enero de este año, Nvio se convirtió en la primera Institución de Fondos de Pago Electrónico en obtener autorización en México, de conformidad con el marco regulatorio de la Ley Fintech (…) NVIO iniciará oficialmente sus operaciones como la primera Fintech regulada a inicios de 2021”, detalló esta fintech.

Estrategia regulatoria

Fue en marzo del año anterior, cuando el Banxico emitió la circular 4/2019 en la cual marcó los lineamientos dirigidos a las instituciones financieras respecto al uso de activos virtuales. En ella, se establece que estos instrumentos sólo pueden ser autorizados para operaciones internas y no hacia el público en general.

“La utilización de tecnología como registros distribuidos, cadena de bloques (blockchain) o incluso los propios activos virtuales en sus procesos internos podría llegar a ser factible, siempre y cuando los riesgos de los activos virtuales no impacten al consumidor final”, detalló el Banxico en su momento.

En este contexto, Bitso comenzó con una estrategia regulatoria para poder cumplir con el marco legal y, además, dar certeza a sus usuarios no sólo de México, sino de otras partes del mundo, por lo que, en julio del 2019, obtuvo su licencia DLT en Gibraltar, que la faculta para operar criptomonedas en o desde ese territorio.

Asimismo, en enero del 2020, NVIO Pagos, como subsidiaria de Bitso, logró su autorización para operar al amparo de la ley Para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como ley fintech.

Ya con estas dos autorizaciones, las operaciones con criptomonedas serán reguladas por la licencia DLT del gobierno de Gibraltar, mientras que las transacciones que se realicen en pesos mexicanos se procesarán vía NVIO Pagos.

Se espera que dicha estrategia regulatoria comience a inicios del 2021, por lo mientras los usuarios de Bitso deben de aceptar los nuevos términos y condiciones de uso, lo cual, para la empresa, no cambiará en nada la experiencia en ella.

Principios de la regulación de Gibraltar:

  • Regular empresas que tengan sostenibilidad en el modelo de negocio.
  • Sujetarse a normas de auditoría y presentación de informes.
  • Evaluaciones de riesgos de aplicaciones, tecnología y ciberseguridad.
  • Contar con políticas de ciberseguridad.

Fuente: FSC.

kg