Parte de la resolución que dio a conocer la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre la investigación de que cuatro afores se coludieron para retener los traspasos de cuentas, no representa una afectación al ahorro de los trabajadores, indicó Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Todavía no se puede asumir que hubo una afectación en el ahorro de los trabajadores porque lo que se sancionó fue una práctica comercial, donde XXI Banorte, Principal, Sura y Profuturo GNP se pusieron de acuerdo para retrasar los traspasos , expuso en entrevista.

Comentó que estarán esperando el informe completo de la Cofece para determinar si realmente hubo afectaciones en el ahorro para el retiro de los trabajadores. Refirió que en caso de que así sea, se reunirá con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) para ver cómo se pueden resarcir posibles daños.

Tenemos que ver en qué términos viene el resto del informe de la Cofece y las posibles recomendaciones que nos pueda hacer la Cofece para evitar que estas prácticas comerciales existan entre las afores , mencionó.

Aclaró que si bien las cuatro afores mencionadas fueron sancionadas por atrasar el proceso de traspaso de cuentas entre ellas, nunca se violó el derecho de un trabajador en el sentido de poderse cambiar de afore.

Si un trabajador tenía su cuenta en la afore Sura y quería cambiarse a Azteca, no se le negó poderse cambiar y se realizaba el traspaso , expresó.

Multa, un precedente

La multa que se les impuso a las afores por 1,100 millones de pesos genera un precedente para que las afores se enfoquen en competir y eviten malas prácticas comerciales.

La multa es un precedente y va inducir a una conducta de cambio e inhibir cualquier intención de una futura mala práctica comercial , refirió.

Di Costanzo destacó que actualmente el proceso de traspaso cuenta con mejores reglas de operación para evitar que la cuenta de un trabajador se vea afectada.

Por ejemplo, un trabajador no se puede cambiar más de una vez de una afore en un año y si lo hace, tiene que ser a una afore que le ofrezca mayor rendimiento que en la que se encuentra.

Además, a través del expediente electrónico único, difícilmente se puede realizar un traspaso sin el consentimiento del trabajador, pues se requiere su firma virtual, así como ciertos datos biométricos que confirmen que está de acuerdo con cambiar de afore.

Quejas y traspasos se reducen

Di Costanzo mencionó que, en este primer trimestre del año, las quejas de usuarios sobre los servicios que dan las afores han reducido.

De enero a marzo registramos 4,485 reclamaciones, del total, la mayor queja es por solicitud de trámite no atendida, en segundo lugar solicitud de retiro no concluido o no atendido; ambas representan poco más de 50% de quejas (...) en el tema de traspaso hemos tenido sólo 12 quejas; es decir, sí se ha inhibido el tema de los traspasos no reconocidos por el usuario , detalla.

De acuerdo con datos de la Consar, en el 2014, el número de traspasos negativos es decir, cambios de cuentas a afores que ofrecen menor rendimiento representaban 56% de los traspasos, pero en el 2016 representaban 43 por ciento.

En el 2016, se registraron 1.6 millones de traspasos, lo que significó una reducción de 11.7%, respecto del 2015.