Aunque en los últimos años, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) había presentado números rojos, debido a los incumplimientos de las sociedades financieras de objeto limitado (sofoles), los cuales impactaban en su balance, este banco de desarrollo revirtió la situación en el 2016, indicó Jesús Alberto Cano Vélez, su director general.

En entrevista, Cano Vélez reconoció que en los cuatro años que lleva al frente del banco se han generado alrededor de 12,000 millones de pesos en reservas que se deben en gran parte a la cartera dañada que le dejaron las sofoles cuando tuvieron severos problemas de viabilidad financiera.

A pesar de esto, agregó, la SHF ha gestionado la cartera dañada, lo que ha generado que el monto de ésta, que en diciembre del 2012 era de 44,000 millones de pesos, en la actualidad sea de 24,000 millones de pesos.

Hemos venido vendiendo esa cartera, hemos vendido despacio casas adjudicadas (...) Toda la cartera dañada que recibimos (en diciembre del 2012) era de más o menos 44,000 millones de pesos; en la actualidad traemos un saldo de 24,000 millones de pesos , explicó el director general de la SHF.

Cano Vélez indicó que se analizan varias soluciones para disminuir todavía más este saldo de cartera dañada y una de ellas podría ser, con la ayuda de la Secretaría de Hacienda, la creación de un fideicomiso para que sea gestionada por un tercero.

Estamos en pláticas con la Secretaría de Hacienda para ver qué solución le damos, no es una solución fácil (...) Estamos viendo si la gestión la seguimos haciendo nosotros o creamos un vehículo remoto , indicó el funcionario.

El director de la SHF indicó que gracias a la gestión de la cartera dañada, lo cual implica que se destinen reservas en menor medida, el banco de desarrollo presentó en el 2016, después varios años en números rojos, utilidades a su favor.

El 2016 lo cerramos con números negros, los años anteriores hemos tenido números rojos y en el 2016 nos pusimos en equilibrio, vamos a tener números negros , abundó Cano Vélez.

El funcionario detalló que con cifras preliminares, la utilidad de la SHF en el 2016 fue cercana a 50 millones de pesos, con un Índice de Capitalización (Icap) cercano a 14%, lo que le permitiría ejecutar sus planes para este 2017.

En el 2016, podríamos arrojar 40, 50 o 60 millones de utilidad, estamos todavía en el cierre (...) Ése es un logro muy importante. Con el apoyo que nos dio la SHCP de mayor capital por 1,600 millones de pesos, más la utilidad pequeña que generamos, nos permitió cerrar el año con un Icap cercano a 14%, con lo que tenemos parque para actuar en consecuencia en el 2017 , indicó.

Durante el 2016, la SHF logró la colocación de poco más de 100,000 millones de pesos a través de crédito, garantías y seguros para el sector de la vivienda; es decir, un crecimiento de 10 veces respecto del 2012, cuando se realizó una derrama de 10,000 millones de pesos.

De 100,000 millones de pesos que se colocaron en el 2016, poco más de 28,000 millones corresponden a crédito directo y alrededor de 71,000 millones de pesos a financiamiento inducido, por medio de esquemas como garantías y seguros de financiamiento a la vivienda.

Para este 2017, el banco de desarrollo prevé destinar una cifra similar a la del 2016, con la intención de apoyar a los participantes del sector de la vivienda y que no disminuya su actividad como consecuencia del entorno macroeconómico.

Con la evolución del 2016, la SHF alcanzó un saldo de colocación de 323,700 millones de pesos, cifra que equivale a 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

[email protected]