La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), anunció este martes una demanda contra Ripple Labs, administradora del token XRP, y dos de sus directivos, por recaudar más de 1,300 millones de dólares por medio de una oferta de valores de activos digitales no registrados ante esta autoridad.

Desde el pasado lunes por la noche, medios en Estados Unidos anunciaban la demanda de la SEC contra Ripple y su cofundador, Christian Larsen, así como contra Bradley Garlinghouse, actual director ejecutivo de la empresa.

“La demanda alega que Ripple recaudó fondos, a partir del 2013, a través de la venta de activos digitales conocidos como XRP en una oferta de valores no registrados a inversionistas de los Estados Unidos y en todo el mundo”, destacó la SEC.

El documento detalló que, en todo el mundo, esta empresa también distribuyó miles de millones de XRP a cambio de una contraprestación no monetaria, como servicios laborales y de creación de mercado.

“Además de estructurar y promover las ventas de XRP utilizadas para financiar el negocio de la compañía, Larsen y Garlinghouse también realizaron ventas personales no registradas de XRP por un total de aproximadamente 600 millones (de dólares)”, agregó la SEC.

La denuncia es tan sólo el más reciente episodio de la controversia que Ripple ha generado con las autoridades de Estados Unidos, pues argumenta que XRP es una moneda que no requiere ser registrada como una oferta de valores, mientras que los reguladores estadounidenses consideran al token como un activo que debe de estar registrado.

En respuesta, Bradley Garlinghouse, uno de los demandados, consideró el anuncio como un ataque al ecosistema de las criptomonedas en el mundo, pues la SEC no debería elegir cómo se debe de ver la innovación, “especialmente cuando su decisión beneficia directamente a China”, por lo que afirmó que se prepara una respuesta legal ante este acto del regulador de Estados Unidos.

“Ripple ha utilizado y seguirá utilizando XRP porque es el mejor activo digital para pagos: velocidad, costo, escalabilidad y eficiencia energética. Se negocia en más de 200 plataformas de intercambio a nivel mundial y seguirá prosperando”, detalló Garlinghouse en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con la SEC, la demanda presentada este martes 22 de diciembre, acusa a los señalados de violar las disposiciones de registro de la Ley de Valores de 1933 y busca medidas cautelares contra ellos, así como la restitución con intereses de los fondos.

"Alegamos que Ripple, Larsen y Garlinghouse no registraron su oferta en curso y la venta de miles de millones de XRP a inversores minoristas, lo que privó a los compradores potenciales de divulgaciones adecuadas sobre el negocio de XRP y Ripple y otras protecciones importantes de larga data que son fundamentales para nuestro robusto sistema de mercado público ", expresó Stephanie Avakian, directora de División de Cumplimiento de la SEC.

XRP es uno de los 10 principales tokens en todo el mundo. Al conocerse la demanda, el precio por unidad se desplomó casi 14%, al ubicarse en los 0.45 dólares por activo.