Los recientes ajustes en la tasa de interés por parte del Banco de México significan una buena noticia para los rendimientos que den las administradoras de fondos para el retiro (afores) a los más de 66.7 millones de trabajadores que ahorran para su pensión, coincidieron expertos.

Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras explicó que, siempre que baja la tasa de interés sube el precio de los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), especialmente los que son de largo plazo.

“Las afores que hayan invertido en valores gubernamentales de largo plazo van a tener un incremento en el valor de sus carteras, lo que en el ahorro del trabajador se traducirá en mejores rendimientos”.

Detalló que, los Cetes son instrumentos que operan a descuento y normalmente cobran intereses sobre capital inicial. “Por ejemplo, sabemos que el precio final de un Cete será de 100 pesos, y si la tasa es 10%, dividimos 100/1.10 eso es igual a 90.90 y si le sumamos 10% de intereses, da 100 pesos”.

Ahora, si la tasa baja a 5%, se divide 100 entre 1.05, el Cete vale 95.23, es decir, subió de valor. “Entonces, siempre que la tasa de interés baje, este tipo de instrumentos sube su precio”.

El pasado 14 de mayo, la Junta de Gobierno del Banco Central decidió de manera unánime reducir la tasa de referencia de 6 a 5.50%, la cuarta reducción en lo que va del año como efecto de la crisis generada por el virus Covid-19.

Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base coincidió en que la reducción en la tasa de interés provoca que los precios en el mercado secundario de los instrumentos gubernamentales suban, lo que a su vez genera plusvalías en las afores.

Sin embargo, advirtió que, más adelante los rendimientos podrían ir bajando en la medida en que vayan venciendo los plazos de dichos instrumentos; “se tendrán que contratar nuevos instrumentos (cetes o bonos) a tasas más bajas, lo que podría reflejarse en los rendimientos que den a los trabajadores”.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, el rendimiento histórico de las afores es de 11.01% en términos nominales y de 5.27% en términos reales, es decir, está por encima del nivel de inflación.

Más de 50% de las inversiones está en deuda gubernamental

Al cierre de abril, 51.67% de las inversiones de las afores se concentraron en valores gubernamentales; mientras que 17.96% se invirtió en renta variable internacional, 15.99% en deuda privada nacional y 6.09% en instrumentos estructurados. Se destinó 4.71% a renta variable nacional; 2.09% a Fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (Fibras), 1.03% a deuda internacional y 0.46% a inversión de mercancías.

Para Luis Gonzalí, vicepresidente y senior de portafolio manager de Franklin Templeton, 15.99% que se invierte en deuda privada nacional podría ser un poco preocupante ante la situación que vive el país. “Es deuda entre bancos y corporativos y a pesar de la situación que vive el país, no se han dado apoyos a las empresas y si la pandemia se extiende, podrían tener problemas de flujo”.

[email protected]