Hasta el 2050, el gobierno federal asumirá una parte de la deuda que registra Petróleos Mexicanos (Pemex) en su sistema de pensiones, cuyo costo será de 50,000 millones de pesos, denominados en moneda nacional o en unidades de inversión (Udis), informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), en el Diario Oficial de la Federación, el pasado jueves.

El compromiso de este pago estará registrado por la Secretaría de Hacienda, quien deberá contratar los servicios de un experto independiente para que revise el cálculo de la reducción de esta nueva obligación; además, tendrá que informar el perfil de vencimiento de la obligación; así como la información proporcionada por Pemex.

El perfil de vencimiento de la obligación que revise el experto independiente servirá de base para establecer los perfiles de pago aplicable para la emisión de títulos. El resultado de la revisión deberá ser entregado por el experto dentro de los tres meses siguientes a la fecha de su contratación.

Este pago tendrá vencimientos anuales los días 31 de marzo de cada año, iniciado en el 2017.

En caso de que la fecha de vencimiento no sea un día hábil bancario, el pago se realizará de inmediato al siguiente día. El monto que arroje dicha revisión será publicado por la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social y la Unidad de Crédito Público en el DOF.

Urge migración

Los diferentes regímenes del sistema de pensiones de las empresas productivas del Estado (CFE y Pemex), así como de universidades y de algunas entidades federativas, están ocasionando una fuerte presión en las finanzas públicas del país, dado que cada año se entrega una importante cantidad del presupuesto a este rubro.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, para el 2016 se destinarán un total de 611,261 millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones de los ramos administrativos, autónomos, generales y empresas productivas del Estado. Este monto representa 17% del gasto programable.

En el caso de Pemex se destinarán al pago de pensiones y jubilaciones 47,491 millones de pesos, monto 10% mayor a lo que se destinó en el 2015. Mientras que en CFE, se pagarán 63,508 millones de pesos, es decir, 13% más que en el 2015.

Marco Cancino, director general de Inteligencia Pública, comentó que de no hacerse pronto una reforma al sistema de pensiones, la carga de los pasivos laborales en materia pensionaria significará una presión para las finanzas públicas del país.

Todos los pasivos laborales de las empresas productivas del Estado, universidades y de la burocracia, de no hacerse un cambio, significarán una carga fiscal muy pesada para el país. Se tiene que pensar cómo se va a financiar este problema en el mediano y largo plazos .

Para el Ramo 19, que se refiere a las aportaciones en seguridad social de las entidades federativas, se destinarán 435,873 millones de pesos; este monto representa 13% menos de lo que se destinó en el 2015.

ASF ve preocupación en pensiones de Pemex

En un estudio de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se expone que desde 1940 el sistema de pensiones en Pemex no ha tenido un cambio y se mantiene bajo un esquema de beneficio definido o de reparto, donde el trabajador no aporta para financiar su pensión.

De esta manera, ante el crecimiento demográfico, laboral, económico y fiscal que ha registrado la empresa productiva del Estado, en el 2014 se reformó parte del sistema, en el que los nuevos trabajadores que entraran a Pemex lo harían bajo un esquema de contribución definida; donde el empleado a través de una cuenta individual realizará aportaciones para su retiro a lo largo de su vida laboral.

[email protected]