La multa de 475,000 dólares que Finra, autoridad regulatoria de la industria financiera en Estados Unidos, impuso esta semana a una Casa de Bolsa de Grupo Financiero Banorte, con sede en Nueva York, no tendrá repercusión alguna sobre los resultados de operación del grupo en lo que resta del año, afirmó su director general, Alejandro Valenzuela.

En conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los resultados de Banorte en el 2013, el directivo destacó además que, con base en el historial de multas que ha impuesto el organismo estadounidense, la sanción a Banorte es de las más bajas.

Alejandro Valenzuela destacó que la referida multa ya fue cubierta en su totalidad por Banorte Ixe Securities (BIS), y que además ya se adoptaron las acciones correctivas a sus políticas y procedimientos internos.

Las observaciones que Finra encontró en BIS fueron dos: un registro pobre de información sobre las personas asociadas con la apertura y gestión de cuentas y que sus controles relacionados con la prevención de lavado de dinero no fueron suficientes.

No es que haya habido pruebas de lavado de dinero o algún tema referente, simplemente no fueron suficientes , reiteró Valenzuela.

Recordó que se aceptaron los términos de la carta emitida por la autoridad estadounidense y que la administración del grupo tiene un compromiso permanente por dar cumplimiento a la regulación aplicable en todas y cada una de las jurisdicciones en las que operan sus subsidiarias.

Por ello, se han implementado acciones correctivas en políticas y procedimientos internos, para cumplir con los requerimientos regulatorios de las autoridades de estados Unidos, las cuales han cuestionado cada vez más los negocios e instituciones de América Latina.

Banorte reconoce que cualquier deficiencia es inaceptable y ha mejorado sus sistemas para corregir los puntos señalados por la autoridad estadounidense , expuso.

Alejandro Valenzuela no quiso abundar más sobre el tema, pues dijo que legalmente está impedido para hacerlo.

eduardo.juarez@eleconomista.mx