En el primer semestre del año, la morosidad en el sector de las microfinanzas comenzó a registrar un alza al grado de alertar tanto a los intermediarios financieros enfocados al microcrédito como las sociedades financieras populares (sofipos), financieras de objeto múltiple, bancos, financieras comunitarias (sofincos), entre otras.

De acuerdo con Ariadna Ortiz Sánchez, directora general de Supervisión de las Sofipos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), aunque el alza en la morosidad no es problema alarmante, sí se han encendido algunas alertas en el sector que supervisa, compuesto por 45 entidades microfinancieras, con la finalidad de mitigar este problema.

Datos de la CNBV a marzo pasado indican que el índice de morosidad del sector de las sofipos presentó un porcentaje de 10.8% contra 8.9% del mismo periodo del 2016.

(La morosidad) Se ha dado en consumo básicamente...No empieza a preocupar todavía, porque es el primer dato que vemos que está fuera de la banda (que ha sido entre 8 y 10%), tenemos que esperar a ver la evolución del sector para tomar medidas , comentó la funcionaria.

Ortiz Sánchez agregó que las sofipos tienen que originar mejor el crédito que otorgan para poder mitigar el alza y, en su caso, revertirla.

Para Claudia Revilla, directora general de la red de microfinancieras ProDesarrollo, reconoció que el aumento en la morosidad del sector de las microfinanzas obedece a dos factores prácticamente: el tema de la situación económica del país y la violencia que ha repuntado en algunos estados.

El tema de la crisis no pasa inadvertido para todos y junto con el tema del cierre de muchas plazas en estados donde ha habido mayor delincuencia y se han salido las microfinancieras y esa cartera se ha perdido , comentó Revilla Ostos quien agregó que el tema de la violencia resalta en estados como Michoacán, Veracruz y Guerrero.

Hace algunos días, Marcelo Escobar Flores, director general de Banco Forjadores especializado en microfinanzas, reconoció un alza en el índice de morosidad de la institución (el cual ronda 6%) toda vez que el mercado del microcrédito se frenó en los primeros meses del año.

El mercado se ha frenado un poco y también nos hemos frenado nosotros para mejorar la calidad de la cartera. Además, hay zonas en el país que han sido muy golpeadas económicamente, por ejemplo, en la zona sur de Veracruz, donde el efecto del precio del petróleo ha hecho que la economía disminuya (en la región) por temas de Pemex, estuvimos obligados a contraer nuestra operación , comentó el directivo del banco a este medio.

Violencia una barrera

Isabel Cruz Hernández, directora de la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (Amucss), indicó que si bien el principal factor del aumento de la morosidad corresponde a la mala originación del crédito que realiza una institución financiera, también el tema de la violencia impacta pero en temas operativos lo que es una barrera para avanzar en la inclusión financiera.

La morosidad se está dando realmente por mala colocación de préstamos, no por violencia, más bien, lo que se ha impactado por la violencia es la rotación de personal de las instituciones, cada vez que ocurre un asalto a la microfinanciera la desmoralización de los afectados es muy fuerte , detalló la directora de Amucss que representa a entidades como las sociedades financieras comunitarias y sociedades cooperativas de ahorro y préstamo de nivel básico.

Cruz Hernández describió algunos factores que potencializan el riesgo de este tipo de instituciones: Las zonas donde trabajamos son comunidades de alta y muy alta marginación, donde no hay servicios de traslado de valores, donde la manera que se traslada el dinero es a través de personas que van a retirar dinero de los bancos y lo llevan a las comunidades, eso es un riesgo .

Los bancos comerciales no van a llegar en las zonas donde trabajamos, ya se fueron los que había, se han cerado sucursales bancarias en estas zonas y por ende también se perjudica la operación de las sofincos... Éste es un tema que creo se debe resaltar, la violencia inhibe el avance de la inclusión financiera , acotó la directiva de Amucss.