Las nuevas reglas de Basilea III le costarán a los bancos aumentar como sector el nivel de capital en 5,718 millones de pesos, aproximadamente, lo que significa un aumento de sólo 0.9%, alcanzando un monto de 601,089 millones de pesos de capital neto para toda la banca, estimó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Al enviar la CNBV las nuevas reglas para la capitalización de los bancos a la Cofemer, el organismo consideró que el impacto en el sector bancario de los ajustes es menor, ya que actualmente las leyes sobre el tema fijan un nivel de capital muy similar a las que se establecen en Basilea III, donde incluso podría ser menor el Índice de Capitalización neto (Icap) del sector.

Al respecto, el cálculo que efectuó la CNBV estima que el impacto para el sistema por la entrada en vigor de la nueva regulación sería de 0.20 puntos porcentuales del Icap, con datos a marzo del 2012, esto equivaldría a pasar de un Icap del sistema de 15.72 a 15.52% , estableció la Comisión.

Como resultado de la crisis financiera del 2008, se hizo evidente la necesidad de contar con una definición universal de capital regulatorio (capital neto), al tiempo que resultó necesario que dicho capital reuniera ciertos requisitos, a efecto de asegurar su calidad y capacidad para absorber posibles pérdidas.

La normatividad de Basilea III plantea una nueva definición de capital neto, por lo que se establecen los nuevos componentes de Capital Básico 1 y Capital Básico 2 y Capital Complementario .

Se determinan los nuevos cálculos para las razones de capital, nuevos tratamientos para bursatilizaciones y rebursatilizaciones, así como la inclusión del Capital Básico 1 y del Capital Complementario para determinar las Alertas Tempranas. Uno de los temas que más tardaron en consensuar es aquel donde los bancos que pretendan emitir instrumentos de deuda subordinados, que puedan ser considerados como parte del capital neto, deberán cotizar sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Para Carlos López-Moctezuma, vocero de la CNBV, los bancos pueden o no contemplar la emisión de sus notas para que se contemplen como capital, eso es decisión de ellos. Lo que se añadió es que las acciones que coticen pueden ser del banco o del grupo financiero al que pertenecen .

Algunos bancos pequeños consideran que podrán cumplir sin problemas con la nueva regulación, el adoptar las medidas de forma adelantada en México, ya que el país las adoptará tres años antes de que se implementen a escala global, no es lo más adecuado para el sector. Las reglas de Basilea III son muy positivas para fortalecer a todo el sector; sin embargo, el haber hecho la tarea antes y cumplir por arriba de lo que se nos exigía en materia de capital de los bancos no contó al momento de implementar las nuevas reglas. Si lo que se busca es que los grandes bancos extranjeros estén bien capitalizados en México, debió existir unas reglas para ellos y otras para los bancos nacionales que no tuvimos problemas , comentó Fernando Álvarez Toca, director de Banco Compartamos.

Por su parte, Gabriel Pérez del Peral, académico de la Universidad Panamericana, consideró que las nuevas reglas son muy positivas para que el sector tenga una regulación de vanguardia y con mejores condiciones para el acceso al financiamiento internacional.

[email protected]