El banco estadounidense JPMorgan Chase & Co sacrificó el lunes a su presidenta de inversiones, Ina Drew, tras pérdidas por operaciones que podrían superar los 3.000 millones de dólares y que han dañado la reputación del jefe de la entidad, Jamie Dimon.

El mayor banco de Estados Unidos por activos dijo que Drew, su presidenta de inversiones y una de las banqueras mejor pagadas en la institución, se retirará.

El banco dijo que Matt Zames asumirá la posición de Drew, mientras que Daniel Pinto, que actualmente codirige la división global de renta fija, quedará solo a cargo de ese departamento.

Mike Cavanagh, presidente ejecutivo de Tesorería y Servicios de Valores (TSS), encabezará un equipo de ejecutivos que supervisará y coordinará la respuesta del grupo a las pérdidas.

JPMorgan dijo que Cavanagh "asegurará que las lecciones y mejores prácticas aprendidas lleguen a toda la empresa".

La salida de Drew de JPMorgan, luego de 30 años en la firma, se produjo luego de que la unidad que encabezaba, conocida como presidencia de inversiones, administró mal una cartera de derivados ligada a la credibilidad de bonos, según ejecutivos bancarios.

RDS