Itaú Unibanco podría incrementar las provisiones por defaults de préstamos a empresas en 2015 debido al escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras que involucró a varias grandes firmas de construcción, dijo su vicepresidente de riesgo y cumplimiento de normas.

Marcelo Kopel, que también maneja el área de relaciones con inversores, habló con Reuters mientras crecen los temores a que Petroleo Brasileiro SA rompa acuerdos con contratistas acusados de defraudar a la firma mientras los ejecutivos desviaban miles de millones de dólares de importantes proyectos de obras.

"Podría haber un refuerzo de las provisiones, en caso de ser necesario", dijo el jueves por la noche el ejecutivo de Itaú , el mayor banco privado de Brasil. "Estamos mirando las posibles consecuencias de esto en la cadena de suministro", agregó.

La calificadora de crédito Fitch informó el jueves que ha crecido el riesgo dentro de las carteras de préstamos de muchos bancos relacionadas con el petróleo y la construcción debido a los escándalos de corrupción.

Sin embargo, Kopel dijo que la mayor parte de los créditos de Itaú a las firmas de construcción están vinculados a proyectos y sólo se desembolsan cuando avanzan las obras.

En general, en 2015 los gastos de Itaú por provisiones de pérdidas relacionadas con defaults deberían crecer en línea con su cartera de crédito, dijo Kopel, porque su crédito a individuos ha estado enfocado en carteras de menor riesgo, como hipotecas y préstamos sobre nóminas.

El ejecutivo agregó que el banco será conservador en el otorgamiento de préstamos en 2015 ante la debilidad del panorama económico de Brasil.

"No me sorprendería si nuestra cartera registrara un crecimiento de un solo dígito este año", dijo Kopel, y señaló que ese pronóstico probablemente se aplique a la mayoría de los bancos del sector privado, que deberían crecer menos que sus rivales estatales.

En dos años, los prestamistas del sector privado podrían comenzar a recuperar participación de mercado de manos de los bancos estatales, dijo Kopel, ya que el nuevo equipo económico de la presidenta Dilma Rousseff ha subrayado la necesidad de reducir el crédito subsidiado para mejorar las cuentas públicas.

erp