Banco Interacciones no tiene la mira puesta en el financiamiento de grandes proyectos de infraestructura como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), pero sí de todas las obras secundarias que habrá detrás de éste, como caminos de acceso, plantas potabilizadoras de agua y campamentos de los trabajadores, entre otras.

Para ello, ya tiene listo un producto de crédito específico de la mano con la banca de desarrollo para todos aquellos licitantes ganadores de los concursos de las obras periféricas y secundarias que requerirá la nueva terminal aérea.

Gerardo Salazar, director general del banco, explica que los montos para este tipo de créditos se conocerán conforme vayan saliendo a la luz los diferentes proyectos, pero destaca que van de la mano con la banca de desarrollo.

En entrevista, precisa empero que junto con Nacional Financiera (Nafin) ya tienen aprobados los montos, plazos, tasas, garantías, y en general, todos los términos y condiciones necesarios para poder ofrecérselos a los ganadores de este tipo de obras secundarias y terciarias alrededor de este gran proyecto , indica.

El directivo puntualiza que Interacciones, más que buscar participar en el financiamiento de grandes proyectos, se enfoca en todo lo que hay detrás de éstos.

Este tipo de infraestructura básica que requiere el aeropuerto, que seguramente es un poquito menos visible que la torre de control o pistas de aterrizaje y despegue, es exactamente donde estamos , refiere.

Es el mismo caso para el tema energético, donde este banco, propiedad de la familia Hank, no tiene su objetivo en grandes proyectos y de alto riesgo, sino en rubros secundarios.

No hemos estado en plataformas de altamar con Pemex; no vamos a estar en aquellas inversiones intensivas de capital con componente cambiario relevante. No lo hemos hecho antes, menos ahora que es menos atractivo, pero sí estamos, por ejemplo, en la repotenciación de plantas de distribución de energía eléctrica; en cambio de cableado de alta tensión y de voltaje en centros urbanos relevantes , dice.

Interacciones se especializa en el financiamiento de gobiernos subnacionales, infraestructura local y pymes, principalmente.

A decir Salazar, son sectores subpenetrados en materia de financiamiento, con oportunidades importantes de crecimiento. El 2016 sí implica una recalibración estratégica, sin salirnos del ecosistema de negocios que he mencionado , expresó.

Presencia en los 32 estados, este año

Otra de las metas de Interacciones para este 2016 es, de acuerdo con Gerardo Salazar, tener presencia en las 32 entidades del país. Al cierre del 2014 estaba en 18 estados y al del 2015 la cifra había ascendido a 21 localidades.

Hasta hoy, no hemos estado forzosamente con presencia física en cada estado, sino que desde una ciudad hemos atacado tres o cuatro a la vez. Eso explica la porosidad que relativamente tenemos, pero esa porosidad disminuye de buena forma con presencia física en varios estados, con oficinas de representación muy pequeñas y de bajo costo, pero además con asignaciones presupuestales por estados y municipios. Este año ya tendríamos que estar en las 32 entidades , enfatiza Salazar.

En el 2015, la utilidad neta de Grupo Financiero Interacciones ascendió a 2,278 millones de pesos, cifra 17.7% superior a la observada en el 2014. Las mayores ganancias se sustentaron en un crecimiento de la cartera total de crédito, que al cierre del año pasado aumentó 19 por ciento.

[email protected]