El subsecretario de Hacienda Dionisio Pérez Jácome afirmó que el gran reto de México es contar con los recursos suficientes para el gasto público y enfrentar las crecientes necesidades en todos los rubros.

Al participar en el VI seminario del foro 'El rol del parlamento en la gestión estratégica de desarrollo' el subsecretario de Egresos dijo que el gasto público total de México en relación al PIB es uno de los más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En la sede del Senado, Pérez Jácome reveló que el promedio del gasto total en los países integrantes de la OCDE es arriba de 40% en relación al Producto Interno Bruto (PIB) mientras que en México es menor a 20 por ciento.

Ello, dijo, a pesar de que en la década de los 90 se ha mantenido la disciplina en el ejercicio del gasto público.

En ese sentido el funcionario hacendario señaló que México tiene avances los procesos de planeación, programación, presupuestación, seguimiento, evaluación, rendición de cuentas y transparencia de los programas gubernamentales de financiamiento y sus reglas de operación.

Detalló del 2007 al 2010 se han programado 678 evaluaciones a dichos programas y previó que en el presupuesto 2011 cuenten con estructuras más fuertes y menos focalizadas.

Por su parte el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens manifestó su preocupación por las bajas aportaciones que ha hecho en tiempos recientes el sistema financiero al crecimiento de la economía.

Señaló que en los últimos tres años, el financiamiento al sector privado no financiero en México fue de 17.6% en relación al PIB cuando en países como Irlanda, Singapur y Brasil fue de 260, 99 y 46% respectivamente.

Por ello Carstens demandó elevar el ahorro y cerrar las brechas de financiamiento que se observan en varios sectores para que el sistema financiero aumente su contribución al desarrollo nacional.

De igual manera Carstens habló de las experiencias derivadas de la reciente crisis financiera mundial y dijo que "la autoridad debe intervenir para alimentar los riesgos que puedan asumir los intermediarios financieros".

"Una manera de coadyuvar a esto es mediante el fortalecimiento de la transparencia en el sector financiero, así como la competencia entre los intermediarios", agregó.

RDS