Para Banco del Bajío (BanBajío) sí es posible esto y hay margen para que el gremio baje las comisiones que cobra por el uso de cajeros automáticos. Hoy, de acuerdo con la Condusef, consultar el saldo en un dispositivo diferente al del que se es cliente puede costar hasta 12 pesos y el retiro de efectivo, hasta 40 pesos.

Ricardo Granados, director de Banca Electrónica de BanBajío, considera que sí podrían reducirse este tipo comisiones a los usuarios. Yo creo que sí puede haber algo más de voluntad por bajar un poquito esta comisión y que la gente pueda hacer uso de los cajeros , precisa en entrevista.

Hoy el banco guanajuatense tiene alrededor de 500 ATM en todo el país y cobra 20 pesos por retiro de efectivo a quienes no son sus clientes. Sin embargo, en el 2015 firmó una alianza con Scotiabank e Inbursa para que los clientes de las tres instituciones puedan usar sus cajeros sin pagar nada. Con este convenio, más uno que tiene con Afirme desde hace ya algunos años, suman casi 4,900 los dispositivos en beneficio de los usuarios.

Esto es muestra, enfatiza el directivo de BanBajío -uno de los bancos medianos más importantes-, de que si hay voluntad, se pueden hacer las cosas. A lo mejor apuestas más por el servicio que por ganarte dos o tres pesos más .

En el caso de la alianza con otros bancos que permite no cobrar comisiones a sus clientes, son las instituciones las que se pagan entre ellas unas cuotas mínimas de intercambio.

Habrá bancos que salimos poniendo porque nuestros clientes van a otros cajeros, nosotros absorbemos esa comisión (que no es tan onerosa) a una tasa de intercambio más pequeña, pero cada banco pone el dinero para el bienestar del cuentahabiente y para poder hacer más inclusión financiera y darles a los cuentahabientes mayores puntos de contacto , explica.

La alianza con Scotiabank e Inbursa -dos de los siete más grandes del sistema- ha funcionado. Granados precisa que la visita de clientes de BanBajío a los otros dos ha crecido, en poco más de un año que lleva el acuerdo, alrededor de 3,300%; mientras que la de clientes de Scotia e Inbursa a BanBajío, cerca de 1,100%. Sí vemos que el comportamiento ha sido positivo, los clientes lo están viendo bien .

Este tipo de alianzas en beneficio de los usuarios de la banca, dice, no está cerrado. De hecho, explica que en el caso de BanBajío ya se ha platicado con otros cuatro bancos y con un uno de estos ya están a punto de cerrar otro acuerdo. Añade que también se ha hablado con otros dos de los bancos más grandes, pero en uno no hubo mucho entusiasmo.

Reconoce que los bancos grandes, que tienen entre 7,000 y 10,000 cajeros, necesitan recuperar la inversión realizada y lo que les representan los costos de operación. No obstante, añade, se podría ganar también si se bajan las comisiones, pero teniendo mayores volúmenes de operación. Las cuotas de intercambio entre los tres bancos (de la alianza) es muy baja, casi salimos tablas, pero tienes más volumen .

Desde el 2010, cuando el Banco de México (Banxico) emitió una circular en la que se eliminaban los cobros de comisión en los cajeros del banco del que se es cliente, las operaciones interbancarias disminuyeron, pues los usuarios prefieren hacer largas filas en su propia institución que pagar comisión por consulta de saldo o retiro de efectivo.

Datos recientes de la Condusef revelan que en el 2015 los bancos ganaron casi 100,000 millones de pesos por cobro de comisiones, incluidas las del uso de cajeros automáticos. A la fecha, son más de 18,000 las comisiones que tienen registradas los bancos que operan en el país.

Yo creo que el detonador será cuando uno de ellos (de los bancos grandes) dé ese pasito (de firmar alianzas). Ahí se puede detonar el modelo , observa el directivo del BanBajío.

Buscan eliminarlas

A principios de junio se dio a conocer que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados analizará una iniciativa de reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, con el propósito de eliminar cobros por operaciones internas e interbancarias de disposición en efectivo y consulta de saldo de tarjetas de crédito y débito, en cajeros automáticos.

El documento presentado ante la Comisión Permanente advierte que no existe un tope a esos cobros; dependiendo de la ubicación y giro comercial donde estén instalados dichos dispensadores, las tarifas están entre ocho y 40 pesos por disposición de efectivo y, por consulta de saldo, va de 7.50 a 12 pesos.

Los dispensadores electrónicos, indica, son uno de los principales puntos de contacto entre usuarios y servicios financieros, pues realizan operaciones sin necesidad de ir a la sucursal y el argumento para cobrar esas comisiones es que permitirá incrementar la red y cubrir costos operativos.

Sin embargo, menciona que del 2008 al 2013 se observó un crecimiento sólo de 2.6% de esa red. De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), México ocupa el tercer lugar con menos cajeros automáticos en una valoración de 21 países, con 342 cajeros por cada millón de personas.