Tras la crisis de 1994, la banca bajó considerablemente el crédito destinado al sector agropecuario. Aunque a la fecha esta cartera ha retomado peso, aún falta mucho por hacer para financiar al campo.

Ayer, la Asociación de Bancos de México (ABM) y el gobierno federal firmaron un convenio que tiene como fin potenciar el crédito al sector agropecuario a través de mayores recursos, fondeo y garantías.

Luis Robles, presidente de la ABM, destacó que hoy en día la actividad agropecuaria es de los sectores más importantes, ya que ha crecido hasta 7.7%, cuando el resto de la economía lo ha hecho en poco menos de 3 por ciento.

El banquero agregó que este sector ha crecido incluso 9% anual del 2012 a la fecha, representa casi 8% del PIB nacional y 14% de los empleos de la población económicamente activa. La actividad agropecuaria es de gran importancia para el país , dijo.

Reconoció que derivado de la crisis de 1995, la banca se vio orillada a disminuir su exposición a este sector, pero que a través de los años el financiamiento a la actividad primaria ha retomado dinamismo. Refirió que mientras en el 2006 la cartera de la banca al rubro agropecuario era de 65,000 millones de pesos, hoy asciende a alrededor de 120,000 millones y se atiende a más de 600,000 productores.

Con el convenio, este portafolio podría crecer entre 10 y 15% anual, o lo que es lo mismo, a entre 10,000 y 15,000 millones de pesos más.

El también presidente de BBVA Bancomer destacó la importancia de las garantías que otorga la banca de desarrollo, pues expuso que por cada peso de garantía de estos órganos gubernamentales, la banca comercial puede poner 20 pesos extra.

Mencionó además que las garantías gubernamentales contribuyen en la inclusión de servicios financieros formales para los productores, toda vez que en unos años éste ya no necesitará de estos instrumentos para ser sujeto de crédito.

Destacó que hoy día, 33% de la cartera de la banca al sector primario tiene garantías de la banca, pero que esta cifra debe crecer de forma exponencial y es el objeto de este tipo de convenios.

Incluso comentó que hoy algunos de los grandes bancos que operan en el país ya están reconstruyendo sus oportunidades de negocio relacionadas con el sector agropecuario.

José Calzada, secretario de Agricultura, mencionó por su parte que mientras en otros países dos terceras partes del financiamiento que recibe el campo es de la banca comercial, en México esta cifra es apenas de 18%, motivo por el cual refirió que hay aquí un mercado potencial, máxime por la importancia de este sector. Hay una gran oportunidad de negocio también para la banca , dijo.

Juan Carlos Cortés, titular de Financiera Nacional para el Desarrollo Agropecuario, explicó que el convenio tiene como fin potenciar el crédito a los productores del campo en mejores condiciones y detalló que contempla instrumentos como crédito sindicado como mayor fondeo hacia la banca que atiende este sector y garantías de primeros pagos entre otros.

En tanto, Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, destacó que derivado de la reforma financiera, la banca de desarrollo está asumiendo un papel fundamental en el financiamiento de diferentes sectores como el campo.

[email protected]