Días después del triunfo de Donald Trump en la elección de presidente de Estados Unidos, las acciones del BBVA mostraron una caída en los mercados de Madrid, como consecuencia de los discursos que el magnate lanzó durante su campaña contra México, país donde está la principal franquicia del grupo español, que le aporta más de 40% de sus ingresos globales.

Fitch Ratings -con información contemplada al primer trimestre del 2016- ve a un BBVA Bancomer fuerte y no vislumbra, de momento, un escenario en el que se deteriore su rentabilidad o calidad de activos. Ello, pese a que apenas el viernes pasado la misma agencia mencionaba que el sector bancario mexicano sería uno de los más afectados por el efecto Trump, en caso de que éste cumpla algunas de sus promesas.

Las calificaciones (de BBVA Bancomer) podrían bajar ante un deterioro de la rentabilidad estable del banco, los indicadores de calidad de los activos y la capitalización, que ocasionará un capital base menor a 10 por ciento. No obstante, consideramos que este no es un escenario probable actualmente, dados los ingresos estables y recurrentes del banco. También, una baja en la calificación del soberano podría impactar en las calificaciones de BBVA Bancomer en la misma dirección , indica.

BBVA Bancomer ha sido calificado, por parte de la autoridad, como uno de los bancos de importancia sistémica en México.

En un reporte la agencia calificadora explica que Bancomer tiene una franquicia líder y diversificada, con una participación de mercado estable superior a 20% de los activos totales, de los depósitos de clientes y de la cartera del sistema, lo que lo separa ampliamente de su competidor más cercano.

La franquicia fuerte del banco se beneficia también de su infraestructura fortalecida recientemente e inversiones digitales, las cuales sustentan su retención de clientes, además de mejorar la penetración y la rentabilidad de sus productos , refiere.

Asimismo, precisa que el banco de capital español mantiene una rentabilidad general consistente y una calidad de activos mejorada. Al cierre del tercer trimestre del 2016 Bancomer había ganado más de 30,000 millones de pesos, y su índice de cartera vencida era inferior a 3 por ciento.

Comparado con los siete bancos grandes del sistema bancario, el indicador (de cartera vencida ajustado) de BBVA Bancomer a marzo del 2016 era mejor que los de todo el grupo, más que sea una limitante de las calificaciones, Fitch ve a la mejora en los indicadores de calidad de activos como una fortaleza .

Por otra parte, enfatiza que uno de los pilares de la franquicia del banco es su base amplia de depósitos de clientes. Tiene una porción grande de depósitos a la vista (78% al primer trimestre del 2016) que han demostrado ser estables y ayudado a controlar los costos de fondeo .

Aunado a ello, Fitch considera que habría una probabilidad alta de soporte por parte de BBVA para el banco si fuera necesario, dado el papel central de la filial mexicana para su tenedora, al ser fundamental e integral para el negocio del grupo.

No obstante, en opinión de Fitch, una de las principales limitantes de BBVA Bancomer es su posición de capital, pues si bien la entidad es capaz de generar ingresos buenos y recurrentes, su generación interna de capital está limitada por la razón de pago de dividendo relativamente alta (un promedio entre el 2011 y el 2014 de 73%), en la cual no espera un cambio significativo. El capital base del banco fue de 10.9% al primer trimestre del 2016 y 11.2% a diciembre del 2015 .

Así como Fitch no ve, de momento, un motivo para bajar las calificaciones del banco, tampoco lo tiene para aumentarlas.

Las calificaciones de BBVA Bancomer tienen un potencial de alza, dados sus niveles altos. El alza sólo podrá provenir de un entorno operativo más favorable y una mejora sustancial en el perfil financiero en términos de capitalización y fondeo .

[email protected]