La gente se pregunta ¿y esos quiénes son? Somos ahorradores de Ficrea que exigimos solución , se escuchó a las afueras de las instalaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), justo en el segundo aniversario de la intervención gerencial de la sociedad financiera popular (sofipo) que defraudó a más de 6,800 ahorradores.

A dos años de este trago amargo para los defraudados, alrededor de 100 personas, la mayoría de la tercera edad, se manifestaron a las afueras de la CNBV para clausurar de manera simbólica las instalaciones de esta instancia y para exigir la totalidad de sus recursos, que desde el 2014 no logran recuperar.

En estos dos años, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), poco más de 1,800 defraudados ya recuperaron la totalidad de sus ahorros, la razón: sus depósitos en Ficrea estaban por debajo de 25,000 Udis (131,000 pesos), el límite que cubre el seguro para las entidades de ahorro y crédito popular.

El resto de defraudados, aquellos que tenían depósitos superiores a 25,000 Udis, apenas ha recuperado 10% de lo que se les adeuda, adicional a 132,000 pesos del seguro que ya se les entregó.

Lo recuperado fue consecuencia del procedimiento del concurso mercantil de la entidad, que inició formalmente en octubre del 2015 y en donde se reconoció a cerca de 4,900 acreedores, de los cuales la mayoría son defraudados por la entidad financiera popular propiedad de Rafael Antonio Olvera Amezcua.

Entre 4,900 acreedores destacan dos organismos públicos: el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, al que de acuerdo con la sentencia del concurso mercantil se le deben 126 millones de pesos, y el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, al que se le deben 111 millones de pesos.

Se espera que en la primera quincena de diciembre próximo, los acreedores de Ficrea reciban otro pago que sería equivalente a más de 5% que se les adeuda; sin embargo, el síndico del concurso mercantil, Javier Navarro Velasco, todavía no devela el porcentaje exacto.

Aunado al concurso mercantil, que no garantiza la recuperación total de los ahorros, los defraudados han iniciado diferentes procedimientos jurídicos. Destaca la acción promovida por el abogado Fauzi Hamdan, la cual representa a más de 1,500 ahorradores y está por resolverse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Asimismo, en estos dos años, los legisladores no perdieron oportunidad de tratar de hacer algo para ayudar a los defraudados; sin embargo, sus esfuerzos fueron inútiles: los cambios a la ley que pensaban imponer se quedaron atorados en el Congreso de la Unión. Se proponía un apoyo del gobierno federal por 2,600 millones de pesos para resarcir hasta por 1 millón de pesos a los ahorradores.

A instancias judiciales

A unos metros de donde se llevaba a cabo la manifestación de los defraudados, la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, explicó que actualmente el caso corresponde a instancias judiciales.

Hemos agotado todas las instancias legales que implica una intervención de esta naturaleza con los distintos actores del sector financiero (...) Estamos esperando definiciones de carácter judicial; una vez que acaben de determinarse estas definiciones estaremos tomando las acciones que nos mandaten los jueces , comentó Rubio.

La intervención, análisis, evaluación y la atención inmediata de seguro de depósito se pusieron en marcha, pero ahora las instancias judiciales son las que tienen que acabar de tomar definiciones , expresó.

Por su parte, Mario Di Costanzo, titular de la Condusef, destacó que la dependencia a su cargo ha informado de todo el proceso del concurso mercantil y agregó que mientras dicho procedimiento no termine, no hay posibilidad de retomar la discusión para una ley que ayude a los afectados.