México es el único país del Grupo de las 20 economías más grandes del mundo que no cuenta con un seguro de responsabilidad civil obligatorio en autos que proteja a la población, afirmó Fernando Solís Soberón.

El directivo del Área de Seguros de Banorte-Generali será electo presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) el próximo 2 de mayo durante la reunión anual del sector.

El directivo, que tomará el lugar de Juan Ignacio Gil Antón, explicó que desde hace varios años el sector asegurador busca implementar la cobertura obligatoria; sin embargo, no existen políticas públicas para atender la situación.

Entre sus prioridades están impulsar la penetración de los seguros en el país y enfrentar los retos que implica la implementación de Solvencia II, un esquema que atienderá las eventualidades a la hora de cubrir los siniestros de los asegurados.

¿Qué contempla la nueva regulación de Solvencia II?

Los requerimientos de capital y de reservas estarán manejados con mejores metodologías, el mundo ha avanzado en el conocimiento de la medición de los riesgos y eso nos permitirá tener con mayor precisión el cálculo de reservas.

•¿Hacen falta políticas públicas para promover los seguros?

En nuestro país hay una ausencia de un seguro obligatorio de responsabilidad civil. Esto compete a cada uno de los estados.

Es de llamar la atención que en México no haya la voluntad política de poner la obligación de que la persona que tenga un vehículo contrate este tipo de póliza.

Actualmente, sólo 26.5% del parque vehicular que circula en el país cuenta con un seguro de responsabilidad civil.

•Es un tema que el sector ha abordado mucho, ¿qué se tendría que hacer?

Creemos que es algo en beneficio de la población y evidentemente eso propiciaría el desarrollo del sector; sin embargo, no basta con poner el requerimiento se tiene que castigar, hacer valer la ley y las sanciones tienen que ser importantes.

•¿Cuáles son desafíos que enfrentarán con la nueva ley de seguros y fianzas?

El sector ha trabajo de manera estrecha con las autoridades. En términos generales vemos con buenos ojos la ley. Creemos que se tiene que realizar con un proceso de consulta y plazos de adopción. Es un proceso en el cual autoridades y aseguradoras tenemos que trabajar para que los modelos y requerimientos de capital que se establezcan tengan el tiempo suficiente de implementación.

•¿Cómo impacta el hecho de que las autoridades no hayan entregado la ley de seguros y fianzas a la Cámara de Diputados?

La autoridad está escuchando al sector asegurador y una de las razones por las que no se ha entregado el proyecto es porque todavía se discuten algunos temas importantes como el caso de adopción de Solvencia II.

•¿Cuándo podría terminar la negociación para adoptar el esquema de Solvencia II?

Ciertamente no antes que Europa, ahí llevan más de 10 años discutiendo el proyecto y se espera que comiencen a implementar la regulación en el 2013. En Europa se realizaron estudios cuantitativos de impacto donde se calibraron los modelos y en el caso de México no se han desarrollado estos análisis.

[email protected]