Caja Popular Mexicana alista todas las medidas necesarias para incorporar en agosto próximo el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), el cual permitirá a los socios realizar transferencias electrónicas en cuestión de segundos.

“Desde ahora, estamos contemplando todos los nuevos cambios que se están emitiendo por normativa y además toda nuestra banca interna, desde contraloría, en donde cumplimos con todas las autorizaciones”, explicó Juan Pablo de León Murillo, vocero de la cooperativa.

De cara a la implementación de este sistema, a través de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México, se dialoga con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para homologar todas las disposiciones para llevar a cabo transferencias entre cuentas.

“Ése es un tema al que nosotros estamos totalmente apegados, además de que estamos implementando nuevas a capacitaciones a nuestros colaboradores en temas de lavado de dinero y prevención de delito para que, en todo momento, a nivel interno y externo, el dinero de nuestros socios esté bien resguardado”, agregó.

El vocero señaló que, como parte de la digitalización de Caja Popular Mexicana, además de la incorporación de SPEI en agosto, se lanzará una aplicación en el mismo mes, la primera que tendrá una cooperativa de ahorro y préstamo en México.

A través de esta herramienta, indicó, los socios podrán realizar movimientos entre cuentas y pagar a otras entidades financieras, siempre apegados a todos los nuevos lineamientos y normativas que dicte la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Juan Pablo de León agregó en entrevista que están próximos a lanzar sus cajeros receptores, los cuales estarán localizados en comunidades del país donde no hay bancos, sino únicamente una cooperativa de ahorro y préstamo.

Dijo que, ahora que entran a la digitalización con la incorporación del SPEI y la aplicación móvil, lanzarán próximamente una campaña entre los socios para evitar que caigan en riesgos comunes al navegar en la red.

“Vamos preparando una gran campaña para educar a nuestros socios sobre este tipo de temas, el uso correcto de una aplicación, de una contraseña, porque sabemos que a la par de que será una herramienta accesible también conlleva unos riesgos”, expuso.

Por otra parte, indicó que el reciente ataque cibernético a instituciones financieras no afectó sus operaciones porque todavía no se incorporan al SPEI.

“Informamos que Caja Popular Mexicana no tuvo ningún hackeo, ninguna vulnerabilidad ante esta situación que se vivió hace algunos días con el tema de SPEI (...) porque hasta el día de hoy no operamos nosotros el servicio de SPEI”, señaló.

Abundó que en la actualidad las transacciones únicamente se realizan en las ventanillas y a través de procesos manuales, por lo que no tienen ninguna filtración ni riesgos de hackeo.