El presidente de BBVA Colombia, Óscar Cabrera Izquierdo, anunció en Cartagena de Indias un ambicioso plan de inversión para crecer en el país, concentrado en el principal negocio del grupo financiero: la banca.

El sector financiero colombiano, a decir de Cabrera Izquierdo, es dinámico, fuerte y competitivo, por lo que considera que su firma puede crecer de manera orgánica y no a través de nuevas adquisiciones .

Esto lo ha demostrado el grupo con la desincorporación de su división administración de fondos para el retiro en México, Chile, Perú y Colombia, donde en diciembre pasado vendió Horizonte al Grupo Aval, de Luis Carlos Sarmiento Angulo.

¿Cuáles son los planes de crecimiento en Colombia?

Aumentaremos la capacidad física con 150 nuevas oficinas, elevando nuestra participación en el mercado de 7% a 10% Es una inversión de 300 millones de dólares a tres años. Aparte de eso habrá inversiones en tecnología, banca móvil y potenciación de nuestros negocios con pequeñas empresas. Queremos fortalecer mucho la banca transaccional con empresas para conseguir mayores niveles de vinculación.

BBVA está saliendo de segmentos como el de las pensiones. ¿Cómo se reordena la firma a nivel global?

Decidimos rebalancear en la región nuestro portafolio, eliminando el peso que tenían las pensiones para dedicarnos a nuestro negocio principal, que es el bancario. Estamos reinvirtiendo los recursos donde mejor nos ubicamos. En ese sentido Colombia es un negocio prioritario donde queremos crecer de manera orgánica y no a través de nuevas adquisiciones.

¿Dónde más tienen puestos los ojos?

Hay que estar donde toca estar y hoy en día es en Asia y en América Latina. Donde estamos siendo más agresivos, donde más vamos a poner el acelerador, va a ser justamente en Colombia.

¿Cómo ve el sector financiero en el país?

Muy dinámico en los últimos años. Uno de los bastiones fundamentales del crecimiento de Colombia ha sido la fuerza y la competencia que hay en el sector financiero. Cuando el consumo es de 60% del PIB y gran parte de éste está apuntalado por el sistema financiero, es una prueba de que la solidez de la banca es un factor principal para el crecimiento de la economía.

¿No le preocupan las carteras morosas?

No, yo creo que Colombia está viviendo un buen momento. La bajada de las tasas de interés va a aliviar la carga de los hogares (este lunes, el banco central colombiano redujo la tasa a 4%). No creo que ni a corto ni a mediano plazo sea un tema que le preocupe al sector.

¿Cómo ve el nivel de bancarización?

No ha venido avanzando al ritmo ideal, pero va creciendo. Si el Gobierno sigue trabajando en aumentar los niveles de formalidad y la banca sigue aumentando su presencia a través de distintos medios físicos, logísticos, electrónicos y tecnológicos, la bancarización irá más rápido.

Estamos firmando un acuerdo que nos llevará a tener 30,000 corresponsales no bancarios en todas las regiones del país.

En banca móvil, ¿qué están haciendo?

Tenemos las soluciones del celular normal y estamos desarrollando la del smartphone y el iPad como una vía de aumentar el contacto con los clientes. Pero todos estos desarrollos tienen sus inconvenientes como el costo tan elevado que tienen las tarifas para el intercambio telefónico.

Estamos evaluando salidas tecnológicas que permitan hacer ese negocio por fuera de los canales habituales, contando menos con las líneas telefónicas.

¿Ha habido contacto con estos operadores?

Hemos estado en discusiones. Hay una polémica con uno de los operadores fundamentales. Indudablemente uno de los temas que puede permitir una expansión es la accesibilidad que permite la telefonía celular, pero los costos en este momento son excesivamente elevados.

La banca española pasa por un mal momento. ¿Hay posibilidades de contagio?

No hay ningún tipo de inquietud con el BBVA pues hay poca exposición y tenemos una base de capital muy sólida.

En responsabilidad social invertirán casi 3 millones de dólares.

Desde hace seis años el BBVA hizo el compromiso de invertir 1% de sus utilidades en programas de responsabilidad social corportativa. Para el 2013 el monto estimado es 5,100 millones de pesos (unos 2.8 millones de dólares) que se distribuirán en diferentes programas culturales, educativos y deportivos.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica