El crédito al consumo no revolvente alcanzó un crecimiento anual de 36.8% al cierre del 2011, para sumar 255,710 millones de pesos, lo que lo situó por primera vez 6.35% por arriba del saldo de la cartera de tarjeta de crédito, informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Los créditos de nómina han contribuido en forma significativa al incremento en la cartera de consumo no revolvente, con un incremento de 8% en el último trimestre del 2011, al ubicar su saldo en 94,576 millones de pesos, con una pérdida esperada de 6.02% , estableció la CNBV.

El crédito al consumo no revolvente está conformado por los créditos personales a la nómina, automotriz y para bienes duraderos.

Por otra parte, la cartera de tarjeta de crédito sumó 240,433 millones de pesos al 31 de diciembre del 2011, lo que significó un crecimiento de 12.5% comparado con el mismo mes del 2010.

Con ello, el crédito al consumo total bancario alcanzó 496,144 millones de pesos en el 2011, lo que significó un incremento de 23.89% anual y un Índice de Morosidad de 4.85 contra 5.36% de un año antes.

CRÉDITO CARO

Pese a lo anterior, Pablo Cotler, director del Departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana, consideró como bajo y caro el crédito al consumo, donde el nivel de endeudamiento de las personas aún se mantiene controlado.

El crédito de nómina debería ser de los más económicos, ya que se tiene una garantía, al contrario de una tarjeta de crédito; sin embargo, sigue estando caro , dijo el académico.

Por otro lado, al cierre del 2011 la cartera de vivienda registró un incremento anual de 13.79%, equivalente a 49,900 millones de pesos, para alcanzar un saldo en diciembre de 412,206 millones de pesos.

De acuerdo con la Comisión, durante el 2011 los bancos que más contribuyeron al crecimiento anual de esta cartera son Santander con 57.30%, por la adquisición de la cartera de GE Capital en mayo del 2011 y Banamex con 16.49%, con su programa de Infonavit Total.

Al cierre del 2011 el monto de la cartera de crédito a empresas se ubicó en 1.1 billones de pesos, un aumento en el año de 16.24 por ciento. Este tipo de cartera representó 46.41% del saldo de la cartera total del sector y se concentró en cuatro bancos: Santander con un incremento de 25.80%; HSBC de 24.47%; Banorte de 20.70%, y Banamex de 16.42 por ciento.

En diciembre del 2011 la banca múltiple reportó un saldo de cartera total de 2.46 billones de pesos, esto es un crecimiento anual de 15.75 por ciento.

Para Loui Basire, director general para Latinoamérica de BNP Paribas, el crédito bancario en México debería ser más alto ante las condiciones económicas y financieras del país.

Brasil y Chile tienen tasas de referencia más altas que México y muestran una mayor penetración del crédito. La banca debería aprovechar más el potencial de México , dijo el directivo.

Los bancos que contribuyeron más al crecimiento por su tamaño en el monto de la cartera total son Santander con 37.84%; Banorte con 22.26%; Banamex 18.58%, y BBVA Bancomer con 8.84%, cuyo monto en conjunto representó 66.52% de la cartera total.

[email protected]