En abril pasado el financiamiento otorgado por la banca comercial al sector privado mostró un crecimiento de 8.6% en comparación con el mismo mes del 2016, para ubicar el saldo en 3.9 billones de pesos. Este resultado estuvo empujado por un repunte importante en el financiamiento a empresas y, en menor proporción, en el destinado al consumo de las familias.

En sus Agregados Monetarios y Actividad Financiera para el cuarto mes del año, el Banco de México (Banxico) explicó que el crédito a las empresas y personas físicas con actividad empresarial logró un crecimiento de 11.1% anual para quedar la cartera en 2.1 billones de pesos. Este fue, sin duda, el sector que más empujó la actividad crediticia en dicho mes.

Dentro de la cartera empresarial (tomando en cuenta sólo la cartera vigente, sin incluir la vencida), la destinada a la industria manufacturera fue la que mostró el crecimiento más importante con 17.2% anual; a ésta le siguió el otorgado al sector servicios y otras actividades con un repunte de 16.7% en el periodo; y después el agropecuario silvícola y pesquero, con 0.7 por ciento. En la construcción, hubo una caída de 0.5% en el periodo.

El crédito al consumo por parte de la banca comercial creció 5.0% en abril en una comparación anual y el saldo se ubicó en 932,000 millones de pesos.

Al interior de éste, las tarjetas de crédito tuvieron un repunte de 3.6% anual; mientras que en créditos de nómina fue de apenas 2.5% y los personales aumentaron 7.4% en el periodo. El financiamiento para la adquisición de bienes de consumo duradero creció 14.8 por ciento.

El crédito destinado a la adquisición de vivienda, por su parte, mostró un crecimiento de 3.8% en su comparación anual y la cartera alcanzó 723,000 millones de pesos; mientras que el canalizado a los intermediarios financieros no bancarios tuvo un repunte en el periodo de 32%, pero la cartera alcanza apenas 106 millones de pesos.

La banca comercial ha destacado que, pese a la volatilidad que se registró durante los primeros meses del año por el efecto Trump, el crédito ha seguido creciendo de forma importante (si bien un poco menos que en el 2016). Incluso el sector estima que en todo el 2017 la cartera total logre un crecimiento cercano a 10 por ciento. En el 2016, el repunte fue un poco menor a 15 por ciento.

Baja crédito a estados ?y municipios

En donde sigue el decrecimiento del crédito de la banca comercial es en el sector público. De acuerdo con el reporte del Banxico, en abril pasado el destinado a estados y municipios cayó 3.1% en su comparación anual; en tanto que en el sector público federal la baja alcanzó 10.2 por ciento.

El financiamiento otorgado por la banca de desarrollo, asimismo, registró un incremento real anual de apenas 0.6% en abril. Al interior, destacaron un aumento de 10.0% en el destinado al sector privado; un decremento de 16.4% en el sector público federal, y una reducción de 2.3% en estados y municipios.