Del 21 de noviembre del 2013 al 19 de noviembre del 2014 la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) recibió 2,357 asuntos fiscales y emitió 2,624 resoluciones, es decir, 9% más respecto de la cifra alcanzada el año anterior.

Manuel Hallivis Pelayo, magistrado presidente del TFJFA, refirió que durante este año, sólo 634 sentencias fueron impugnadas ante el Poder Judicial, lo que demuestra la eficacia de la Institución, aseveró.

El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa recibe 160,000 casos al año, los cuales involucran un monto de 540,000 millones de pesos.

El magistrado detalló que del total de asuntos que llegan al tribunal, 65% de ellos tiene que ver con asuntos tributarios, y el resto, alrededor de 35%, son problemas relacionados con servidores públicos.

Al rendir su informe de actividades, indicó que en la actualidad el interés económico de todos los asuntos que se tramitan en el Tribunal representa 109 veces el presupuesto de la institución para el 2014.

En torno al uso de los recursos, Hallivis Pelayo precisó que a finales de este mes se habrá ejercido 100% del presupuesto autorizado para el 2014, el cual ascendió a 2,226 millones 881,319 pesos, y aseguró que se evitaron los subejercicios y actuó con responsabilidad.

Esta proporción hace de nuestro Tribunal una institución pública, rentable y útil, porque en la medida en que se dicta cada fallo -ya sea a favor de los particulares o del Estado- se liberan todos esos recursos para invertirse en mantener activa nuestra economía. , dijo.

El magistrado presidente adelantó que el presupuesto que aprobó el Congreso de la Unión para el TFJFA en el 2015 asciende a 2,526 millones 869,054 pesos.

Con dicho presupuesto, precisó, se podrán crear nuevas salas del Tribunal en los estados de Puebla, San Luis Potosí, Villahermosa, Toluca y Cuernavaca.

Esta inversión tiene el fin de fortalecer la presencia del Tribunal e impulsar el desarrollo profesional de quienes en él laboran , puntualizó.

Asimismo exhortó a todos los funcionarios del Tribunal a continuar realizando las mejores prácticas en beneficio de México, con lo que, enfatizó, deben prestar sus servicios a la nación con calidad, valor indispensable en estos momentos de cambio. Tenemos la enorme responsabilidad de administrar la justicia administrativa, elemento básico para la consolidación del Estado de Derecho .