Durante este 2017, las entidades financieras que sean apoyadas por el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) podrán acceder a tasas y condiciones preferenciales en el fondeo que reciben, siempre y cuando cumplan con los objetivos de política pública de este esquema que depende de la Secretaría de Economía.

De acuerdo con las reglas de operación 2017 del Pronafim, el esquema basará su operación en tres ejes: el otorgamiento de microcréditos a través de instituciones microfinancieras; fomentar acciones de desarrollo empresariales con enfoque de igualdad de género y promocionar un sector de microfinanzas competitivo, con mejores condiciones en sus servicios.

Para cumplir estos objetivos, el Pronafim se enfocará en otorgar créditos estratégicos a intermediarios financieros, es decir, aquellos que tengan un componente de política pública, además de que otorgará financiamientos simples y brindará apoyos no crediticios a aquellas instituciones que busquen ampliar su cobertura a zonas de relevancia para el esquema.

Enfoque de créditos estratégicos

Los créditos estratégicos que otorgará el Pronafim se dividirán en seis categorías que tendrán una tasa preferencial de acuerdo con el enfoque que tenga cada intermediario financiero que busque un apoyo de esta índole.

En el 2016, los créditos estratégicos a los que accedieron los intermediarios financieros sólo estaban clasificados en una categoría, y el monto máximo del crédito era de 100 millones de pesos con una tasa de interés fijada en Cetes sin puntos adicionales, con un plazo de amortización de seis meses.

Para este 2017, de las seis categorías en las que estarán clasificados los créditos estratégicos, dos estarán enfocadas solamente en apoyos para la mujer. En todas las clasificaciones, el monto máximo del crédito para los intermediarios será de 120 millones de pesos, con base en una tasa de interés establecida en Cetes sin puntos adicionales y los plazos para su liquidación serán hasta 24 meses en crédito simple y 36 meses para el financiamiento revolvente.

Se propuso mejorar las condiciones de los apoyos crediticios estratégicos mediante el otorgamiento de microcréditos con tasa de interés preferencial, acompañados de capacitación, incubación y ahorro, así como ampliar la cobertura , se puede leer en la página del programa.

Para el Pronafim era importante reforzar el enfoque de política pública en el fondeo que otorga a los intermediarios financieros, pues de acuerdo con el último Reporte Nacional de Inclusión Financiera existen 4 millones 7,909 microempresas en el país, es decir 95.4% del total de empresas.

Un microempresario puede acceder a un financiamiento con recursos del Pronafim con montos que van de los 500 hasta los 60,000 pesos, mismos que son otorgados vía los intermediarios con los que trabaja el esquema.