El crecimiento del crédito en México aún se mantiene por debajo de su potencial, a pesar del incremento anualizado de 10.8% registrado en marzo del 2012, mientras que podría esperarse una desaceleración en el segundo semestre del año, debido a una menor actividad económica de Estados Unidos y México, consideró Bank of America-Merrill Lynch (BofA).

En un análisis, Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA consideró: La mayoría de nuestros indicadores permanecen por debajo de cero, lo que significa que el crecimiento del crédito se encuentra por debajo del potencial .

Para el especialista, el crecimiento de la tarjeta de crédito continúa creciendo; sin embargo, los préstamos al consumo continuarán con un importante repunte.

El ritmo de crecimiento anual en los préstamos de tarjetas de crédito fue cerca de 11% anualizado en marzo, contra 9% en diciembre y 6.2% en septiembre.

El ritmo de crecimiento de otros préstamos al consumo, dentro de los que se encuentra el crédito de nómina y personales, se ha estabilizado a niveles muy altos, con 38.7% en marzo del 2012, 42% en diciembre del 2011 y 40.4% en septiembre del mismo año.

Hay que recordar que estos préstamos incluyen préstamos personales y vinculados a nóminas, lo que facilita que los bancos se cubran contra impagos, en contraste con las tarjetas de crédito. Prevemos que los bancos comerciales mantengan esta estrategia, lo que mantendrá este tipo de crédito como un determinante importante de la demanda doméstica , establece Capistrán.

BofA advierte que el crédito a los desarrolladores de vivienda se ha venido contrayendo desde el tercer trimestre del 2009, contrario al crecimiento del crédito a la vivienda.

Lo anterior lo atribuye a la contracción del crédito proveniente de las sofomes hipotecarias después de la crisis, por lo que estarían dejando demanda de crédito sin satisfacer en este rubro.

[email protected]