Pese al entorno de volatilidad económica global, el crédito de la banca comercial al sector privado en México siguió con un crecimiento de doble dígito en marzo pasado.

De acuerdo con los Agregados monetarios y actividad financiera del Banco de México (Banxico) para el tercer mes del 2016, el saldo de la cartera de crédito vigente fue superior a 3.1 billones de pesos, lo que representó un crecimiento de 11.1% con respecto a los 2.7 billones registrados en el mismo mes del 2015.

El crédito al consumo registró en marzo un repunte de 9.8% y el saldo se ubicó en 775,300 millones de pesos.

Al interior, las tarjetas de crédito crecieron 3.7%, los créditos de nómina 17.1%, los personales 15.8% y los destinados a la adquisición de bienes de consumo duradero 11.8 por ciento.

En tanto, el crédito a la vivienda mostró un alza de 9.7% y su cartera llegó a 597,600 millones de pesos. El financiamiento para adquisición de vivienda de interés social mostró una caída de 3.7% en marzo respecto del mismo mes del 2015, mientras que para media y residencial mostró un aumento de 12.1 por ciento.

Por su parte, el financiamiento de la banca comercial a empresas y personas físicas con actividad empresarial creció 12.7% en el periodo y alcanzó 1.6 billones de pesos.

Dentro de esta cartera, el crédito al sector agropecuario, silvícola y pesquero repuntó 20.6%; el de minería 97%; industria manufacturera 5.9%, y construcción, 16 por ciento.

Finalmente, el crédito a intermediarios financieros no bancarios mostró en marzo un repunte de 6.2% y el saldo se colocó en 136,000 millones de pesos.

El financiamiento de la banca de desarrollo, en tanto, alcanzó un saldo de 801,000 millones de pesos, lo que representó un crecimiento de 8.1% anual.

eduardo.juarez@eleconomista.mx