La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió una alerta por la existencia de empresas ficticias, que se ostentan como entidades financieras formales, con el fin de ofertar supuestos créditos y al final terminan en fraudes a la población.

En una alerta que ha sido recurrente por la Condusef en el transcurso del 2019, el organismo encabezado por Óscar Rosado, indicó que estas empresas defraudadoras ofrecen créditos a cambio de cantidades de dinero que deben de pagarse de manera anticipada, por concepto por apertura del crédito; sin embargo, todo termina en la pérdida de dinero por parte de las personas defraudadas, con cantidades que van de los 1,000 hasta los 100,000 pesos.

"Las personas engañadas han pagado y perdido cantidades que van entre los 1,000 hasta 100,000 pesos, por lo que han tenido que recurrir ante el Ministerio Público a levantar el acta de demanda correspondiente, por el fraude cometido", explicó la Condusef en un comunicado.

Según el organismo, en las últimas semanas, 17 sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) y una sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) que están debidamente registradas ante la Condusef, denunciaron a dicha comisión el uso "fraudulento y suplantación" de su nombre comercial e incluso de sus datos fiscales o administrativos, con los cuales defraudan a personas que buscan un crédito con facilidades.

"(Los defraudadores) Utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las entidades financieras debidamente registradas y supervisadas, para hacerse pasar por ellas. Dicha información es utilizada en documentos, contratos, publicidad, redes sociales, páginas de internet apócrifas o anuncios en periódicos", explicó la Condusef.

El organismo describió que estas empresas defraudadoras ofrecen créditos de forma inmediata y con pocos requisitos a cambio de un anticipo en efectivo, que tiene la finalidad supuestamente de apartar el financiamiento.

"Los usuarios han denunciado que quienes laboran en las empresas falsas los contactan vía telefónica o por redes sociales, haciéndose pasar por promotores de la entidad financiera y les ofrecen créditos con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos, sin embargo, cuando no reciben el crédito y ya pagaron los gastos exigidos, ya no los pueden localizar", advirtió la Condusef.

De acuerdo con la Comisión, por lo regular estas empresas defraudadoras utilizan domicilios falsos, en los que mezclan el nombre de alguna colonia con calles y números, que en realidad no existen.

"Solicitan a los usuarios enviar su información personal vía WhatsApp o por Facebook a través de Messenger, poniendo en riesgo los datos personales del público", añadió la Condusef.

Al final, cuando las personas realizan los depósitos a la cuenta bancaria, o en algunos casos, por medio de alguna tienda de conveniencia para obtener el supuesto crédito, buscan contactar a la entidad falsa y al no tener respuesta, recurren a la Condusef o a la verdadera entidad financiera para verificar su existencia y es cuando descubren que han sido víctimas de fraude.

Cabe señalar que al ser cometido el fraude por una entidad ficticia o no financiera, la Condusef no tiene la facultad para iniciar alguna acción legal contra los supuestos defraudadores, por lo que su función se limita sólo a alertar a la población de este tipo de fraude.

Recomendaciones de la Condusef:

  • La Condusef no avala ni supervisa cuentas bancarias en las que se realizan depósitos.
  • No proporciones dinero antes del otorgamiento de un crédito, ya sea por concepto de seguro, comisión, gestión o cualquier otro gasto que se pretenda cobrar anticipadamente.
  • No entregues documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito.
  • Antes de hacer cualquier operación, asegúrate que la institución o entidad financiera esté registrada ante el Sipres que administra la Condusef; puedes llamarnos para verificar su página de internet y teléfonos.
  • No des información ni realices operaciones a través de Facebook, WhatsApp, o cualquier otra red social; únicamente acude a una entidad financiera que hayas verificado previamente.
  • Asegúrate que las personas que te contactan como promotores de crédito, realmente laboran en la entidad financiera.
  • No firmes ningún documento antes de leerlo completa y detalladamente.
  • En caso de que la razón social contenga las siglas S. A. de C.V., asegúrate que esa empresa o entidad realmente exista. Lo puedes consultar ante la Profeco o la Condusef.
  • Si utilizas internet como medio de contacto, asegúrate de verificar la información.

Fuente: Condusef.

 

kg