Luego de varios años del proceso de consolidación del sector de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), se ha logrado que 94% de los ahorros que administra se encuentre en entidades reguladas y por ende tenga una garantía, indicó Yadira Medina Gil, directora general de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex).

Durante su participación en el foro “Hacia la Construcción de una Política de Estado para la Economía Social y Solidaria”, Medina Gil resaltó que en distintas regiones del país, las socaps son la única opción existente de acceso a servicios financieros.

“Después de 27 años de trabajo, 94% de los ahorros se encuentra administrado por cooperativas reguladas que forman parte del sistema financiero mexicano, brindando garantía a los socios ahorradores y al público inversionista que desee ser parte de este movimiento económico social”, detalló Medina Gil.

A septiembre pasado, el sector de las socaps, compuesto por casi 160 organizaciones autorizadas, administraba un ahorro de sus socios cercano a los 130,000 millones de pesos, principalmente por depósitos de exigibilidad inmediata, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Desde poco antes del 2000, el sector comenzó con su proceso de consolidación con la expedición de varias leyes que obligaron a todas las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo del país a entrar en un esquema regulatorio según sus características y condiciones.

En la actualidad, las socaps autorizadas y supervisadas por la CNBV ofrecen la protección al ahorro de sus socios por un monto de hasta 25,000 Udis, es decir hasta por 160,000 pesos.

Medina Gil comentó que el objetivo principal de una cooperativa financiera es brindar educación a sus socios por medio de fomentar el hábito del ahorro y brindar financiamientos acordes a las necesidades de las personas que atienden.

“Como instancias clave en el crecimiento económico y el desarrollo social, las cooperativas de ahorro y préstamo, al ser organizaciones basadas en principios y valores, son a su vez empresas sostenibles y participativas, formadas por personas físicas que, de manera voluntaria, se unen para satisfacer sus necesidades en términos de la promoción del ahorro y el uso del crédito cooperativo”, detalló la Concamex en un comunicado.