Sigue la carrera en el Congreso chileno por los proyectos que buscan un segundo retiro de recursos desde las cuentas individuales de las Administradoras de los Fondos de Pensiones (AFP). Las comisiones de Hacienda y Trabajo del Senado revisaron en particular el texto del ejecutivo mandándolo a la Sala, pero con cambios.

Se rechazó el artículo que planteaba que los ahorros previsionales retirados se reintegraran con una fórmula que sería definida por la Superintendencia de Pensiones. El titular de Hacienda, Ignacio Briones, manifestó que no patrocinará la indicación que proponga que el reintegro sea voluntario.

Otro de los cambios tuvo que ver con el plazo de los pagos del pago que tienen que hacer las administradoras. El proyecto ingresado la semana pasada por el gobierno establecía que la primera mitad de los recursos sacados de las AFP se pagarían en un plazo máximo de 60 días hábiles y la segunda mitad diez días hábiles a contar del desembolso anterior. Pero ante la negativa de los plazos, el secretario de Estado se mostró dispuesto a patrocinar una indicación que plantee que el pago del retiro se hará en dos partes: el 50% en un plazo máximo dentro de 15 días hábiles y el 50% restante en el plazo máximo también de 15 días hábiles a contar del desembolso anterior. Lo anterior fue lo aprobado por los senadores.

Una de las diferencias entre el proyecto del ejecutivo y del que es patrocinado por diputados tiene que ver con los montos de los retiros. De esta forma, los senadores elevaron el monto máximo de la iniciativa del Gobierno, dejándolo a la par del otro.

Anteriormente, el gobierno se anotó un pequeño triunfo en materia de pensiones, ya que su proyecto que busca restringir un nuevo retiro de los fondos previsionales avanzó en el Senado. Las comisiones de Hacienda y Trabajo aprobaron la idea de legislar de la iniciativa sólo con votos del oficialismo.

Piñera defiende proyecto

Por su parte, el presidente de la República, Sebastián Piñera, defendió el proyecto de ley enviado por el gobierno que establece un retiro de fondos de pensiones con una serie de limitantes, para evitar que sea utilizado por las altas autoridades del Estado, que se tribute desde cierto monto y que sea reembolsable.

El mandatario sostuvo que “hemos impulsado la posibilidad de retiro del 10% de los ahorros previsionales, pero que permita a quienes realmente lo necesitan y no entregue beneficios tributarios injustificados a los de más altos ingresos y que proteja las pensiones de los actuales y futuros pensionados”.

Sostuvo que su acción busca que exista un “retiro responsable del 10% y hemos presentado recurso ante el TC. Hay algo importante, tenemos que hacer las cosas bien, respetando la Constitución y el Estado de Derecho y especialmente ahora que estamos iniciando proceso constituyente”.

Agregó que junto con lo anterior “estamos impulsando una reforma para mejorar las pensiones, la primera etapa de esa reforma ya la hicimos, pero estamos conscientes que falta la segunda etapa. Por eso hace más de un año que la Cámara de Diputados ya lo aprobó” y ahora está en el Senado.

De la misma forma, el mandatario hablo sobre las elecciones anticipadas, consultado por la propuesta de algunos diputados de oposición que presentaron un proyecto para adelantar las elecciones presidenciales, dijo que “en democracia hay que saber respetar la decisión libre y soberana de la gente y también las reglas del juego de la República”.